Minar criptomonedas mientras se recarga: lo último de un coche eléctrico

Desde que surgieran las criptomonedas como Bitcoin o Ethereum están han sido un nuevo modelo de negocio en el que muchas personas hacen grandes inversiones ya sea a corto o largo plaza. La cantidad de dinero que se mueve en estas operaciones puede ser enorme, pudiendo tanto ganar como perder grandes cantidades de dinero en muy poco tiempo.

Este es un negocio al que es fácil de acceder ya que cualquier persona puede comprar criptomonedas, aunque las cantidades que se invierten por lo general deben ser muy elevadas.

La minería de las criptomonedas es muy importante ya que en ella se encuentran las operaciones necesarias para operar con ellas. Los aparatos tecnológicos necesarios para hacer estas operaciones cuentan con lo último en tecnología.

Una forma de aprovechar esta tecnología

Pero con lo que nadie contaba era con que una marca de coches creara un vehículo eléctrico capaz de minar estas divisas mientras se está cargando su batería. Se espera que este coche pueda salir a la venta dentro de dos años.

Esta marca acepta el pago con este dinero electrónico para comprar sus vehículos, por lo que esta empresa está muy metida en el mundo de criptomonedas.

Aunque los coches de gama alta de hoy en día cuenten con lo último en tecnología para alcanzar grandes velocidades y también para otras funciones como frenar o girar, esto podría suponer un antes y un después en la fabricación de vehículos eléctricos.

Los software de estos coches también son muy potentes y se podrían aprovechar para la minería de criptomonedas, lo cual podría suponer una nueva tendencia en el futuro de la industria de los coches eléctricos.

Un software multiusos

Es una realidad que la tecnología hace que cualquier aparato sea más inteligente. Por tanto, se podrían aprovechar los sistemas informáticos implantados en los coches para hacer más funciones además de las clásicas que ya conocemos que se pueden hacer en un vehículo convencional.

Sin embargo, el problema de estos vehículos con tecnología tan avanzada es que como cualquier sistema informático puede ser vulnerable a ataques cibernéticos. No es la primera vez que se producen estafas en operaciones con criptomonedas por culpa de redes de estafadores que se dedican a estos negocios tan oscuros.

Otro de los inconvenientes que se presenta es que estas operaciones de minería se contamina mucho, por lo cual esto no va en la línea de los vehículos eléctricos que una de sus principales funciones es la de contaminar menos al medio ambiente.

Por tanto, esta novedad supone una gran forma de aprovechar la tecnología de última generación que poseen los vehículos eléctricos pero también hay que tener en cuenta el factor de la contaminación.