Alternativas a WhatsApp: Telegram, LINE, WeChat y otras

Alternativas a WhatsApp: Telegram, LINE, WeChat y otras

Carlos González

WhatsApp es la aplicación de mensajería instantánea más utilizada en todo el mundo. Eso no quiere decir que sea la mejor, ni que sea la que tengamos que utilizar. Y mucho menos si nuestra privacidad nos importa, teniendo en cuenta que es una compañía –y servicio- propiedad de Facebook. Si estás buscando alternativas a WhatsApp, las hay y no son pocas. Así que repasamos cuáles son los principales servicios de mensajería instantánea que rivalizan con WhatsApp, y cuáles son las ventajas que nos pueden ofrecer.

Aunque WhatsApp es líder a nivel mundial, existen decenas de aplicaciones alternativas para la mensajería instantánea. Y todas ellas parten sobre lo mismo: chat de texto, voz e incluso videollamada. Pero a partir de esta base, luego hay funciones exclusivas, interfaces muy distintas, una base de usuarios mayor o menor, y diferentes herramientas enfocadas a la seguridad o la privacidad. Las que seleccionamos en este artículo son las mejores alternativas a WhatsApp que vamos a encontrar este año, todas ellas gratis.

Telegram

El cliente ‘privado’

Aunque Telegram tiene unas 8 veces menos usuarios que WhatsApp, según las cifras oficiales más recientes, es una app de mensajería instantánea más completa, y que además tiene un mayor enfoque sobre la seguridad y la privacidad de los usuarios. Podemos enviar mensajes que se autodestruyen pasado un tiempo, tenemos disponibles canales de difusión para informarnos de la actualidad, y no se basa en el número de teléfono –que se puede utilizar- sino en un nombre de usuario.

Telegram es la app de mensajería instantánea más rápida que existe, permite crear grupos de hasta 200.000 miembros como máximo y nos da la opción de configurar bots o de compartir archivos de cualquier formato. Y todo ello, con opciones de privacidad que van mucho más allá del cifrado de extremo a extremo que usa WhatsApp como protección de nuestra privacidad y el contenido de nuestras conversaciones.

Facebook Messenger

Sí, también es de Facebook

Messenger es el sistema de mensajería instantánea, el chat, de Facebook. Hace tiempo que se volvió independiente, y es uno de los más importantes en todo el mundo. En lo básico es como WhatsApp, pero cuenta con ventajas como el modo oscuro o el uso sin conocer el número de teléfono. También tiene algunos minijuegos que podemos compartir con nuestros contactos, y opciones exclusivas como los ‘saludos’, entre otros.

Es una excelente aplicación de mensajería instantánea, probablemente incluso mejor que WhatsApp. El problema es que, si estamos buscando alternativas a WhatsApp, probablemente sea porque queremos escapar de las ‘redes’ de Facebook y el control de datos de la compañía de Mark Zuckerberg. Si es así, evidentemente deberíamos descartar esta aplicación antes que cualquier otra de las que hablamos en este artículo.

LINE

Encuestas, chats con más participantes…

Todas parten sobre la misma base y comparten la mayoría de funciones, y luego tienen sus particularidades. LINE nos deja hacer encuestas en los chats, por ejemplo, para programar mejor nuestros planes con amigos. Y nos da opciones que no tiene WhatsApp como las videollamadas con hasta 200 personas al mismo tiempo. Y tiene también un Timeline que funciona de forma parecida a una red social, además de las funciones de mensajería instantánea.

Otra características es Keep, enfocada a permitirnos guardar cosas importantes para más adelante y que no se nos olviden o las perdamos entre las conversaciones. También tenemos la opción de llamar a números de teléfono que no tengan LINE con tarifas especiales de forma internacional, entre otras características exclusivas.

WeChat

¿Quieres jugar con tus amigos?

En WeChat podemos crear conversaciones de 500 participantes como máximo, y tenemos ‘Stories’ que duran 24 horas de la misma manera que en Instagram… o en los Estados de WhatsApp. Aquí hay cuentas oficiales que se dedican a la distribución de información, de un tipo o de otro, y podemos enterarnos de los artículos populares entre nuestros contactos. Además, hay juegos, que es algo que no tenemos disponible en WhatsApp.

Una alternativa a WhatsApp más, con sus particularidades, y en este caso de origen chino. Aunque en WhatsApp se espera que se implementen próximamente, en WeChat ya hay implementado un sistema que permite hacer pagos entre los contactos. Ideal cuando salimos a cenar varios, por ejemplo, y queremos hacer cuentas después de haber pagado uno solo lo de todos los demás.

Signal

Máximo secreto sobre tus conversaciones

De nuevo, una aplicación que nos permite programar la ‘caducidad’ de nuestros mensajes. Los mensajes se autodestruyen si nosotros queremos, y estamos protegidos por su sistema de cifrado de extremo a extremo. Entre sus particularidades está que se trata de una aplicación de código abierto, o que es la aplicación de mensajería instantánea recomendada por Edward Snowden, quien filtró las prácticas de espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

En lo básico es idéntico a WhatsApp, aunque con una interfaz diferente. Y en las medidas de protección, de seguridad o de privacidad, tampoco difiere con respecto a lo que nos ofrece Telegram. Además, lo cierto es que se queda algo por detrás de Confide, que abordamos a continuación, y que ofrece una capa adicional de protección sobre nuestros mensajes para evitar que nadie los pueda leer si no queremos.

Confide

Confide es la única de todas estas apps de mensajería instantánea que oculta los mensajes incluso en la pantalla. Tenemos que pulsar sobre los mismos para poder leerlos, porque sino tan solo se verán ‘barras’ de color gris. Además tiene cifrado de extremo a extremo, y tiene el mismo sistema de mensajes que se autodestruyen. Aunque nuestros datos pasan por sus servidores, se borran automáticamente al leerlos y, además, no pueden ser revelados por el cifrado de punto a punto.

En lo básico, de nuevo, una aplicación básica de mensajería instantánea que nos permite compartir archivos, crear conversaciones en grupo y enviar contenidos multimedia a cualquiera de nuestros contactos. No tiene una cifra extraordinaria de usuarios, pero si buscamos la máxima privacidad es probable que esta aplicación sea la opción que debamos escoger de entre todas las que hemos revisado en este artículo.

Por qué deberías plantearte dejar de utilizar WhatsApp

A pesar de que WhatsApp es una de las aplicaciones de mensajería más utilizadas en gran parte del mundo, lo cierto es que siempre ha estado señalada en lo que a seguridad se refiere. Teniendo en cuenta de que Facebook es el propietario de WhatsApp, tampoco es algo que nos pueda extrañar. Es cierto que con el paso del tiempo y con la aparición de otras apps de mensajería que podrían hacerle competencia, los de Mark Zuckerberg han ido mejorando la app, no obstante, vamos a mencionar algunos de los puntos débiles de la app que podrían ser motivos más que suficientes para dejar de utilizarla.

Cómo hace uso de nuestros datos Facebook

Tal y como acabamos de indicar, Facebook es el propietario de WhatsApp, por lo tanto, si tenemos en cuenta el hábito de monetizar los datos de los usuarios por parte de la red social, ya es un aspecto importante y a tener en cuenta a la hora de hacer uso de la app. Nuestros datos puedes ser usados para mostrarnos anuncios, pero es que además, es conocido por todo el mundo de los casos en los que los de Mark Zuckerberg se han visto relacionados y que tienen que ver con filtraciones de datos.

Información a la que tiene acceso

Desde hace más de 4 años los mensajes de WhatsApp están cifrados de extremo a extremo, lo que nos garantiza que únicamente el emisor y receptor de los mismos podrán leer los mensajes. Es decir, nadie que consiga interceptar los mensajes podrán leerlos o espiar nuestras conversaciones.

Sin embargo, hay cierta información que Facebook no cifra y a los que tiene total acceso. Información como la hora a la que enviamos los mensajes, a quién se los enviamos, ubicación, datos de nuestro móvil como el IMEI, qué aplicaciones tenemos instaladas, cuál es nuestro operador, etc. Información que a priori podría no importarnos compartir con Facebook pero que puede dar mucha información sobre nosotros.

Fallos de seguridad y punto de mira de los ciberdelincuentes

En la vida de WhatsApp hemos visto cómo en numerosas ocasiones se han detectado diferentes fallos de seguridad, algunos de ellos bastante graves. Entre los más sonados está uno que permitía hackear un móvil con el simple hecho de recibir una llamada a través de WhatsApp, otro que permitía ejecutar código de forma remota a través de un GIF o la que lo hacía a través de un archivo de vídeo en lugar de una imagen animada.

Vulnerabilidad o fallos de seguridad que dan que pensar, sobre todo a aquellos que más se preocupan por la seguridad y privacidad de sus datos y que no son habituales en otras herramientas o aplicaciones alternativas a WhatsApp como Telegram o Signal.

Funciones y características

Hay pocos detalles que nos ofrezca WhatsApp y que no encontremos en algunas de las otras aplicaciones de mensajería de referencia como el propio Telegram (como las videollamadas), sin embargo, si encontramos ciertas funciones en Telegram o Signal, entre otras, que no están disponibles en la app propiedad de Facebook. Por lo tanto, en estos casos no usar WhatsApp siempre suele ser una ventaja, ya que no perderemos funciones principales de la app de mensajería pero ganaremos en seguridad y privacidad en la mayoría de los casos.

Conclusión….

A pesar de todo esto, si nos dedicásemos a preguntar a toda la gente de nuestro entorno si estarían dispuestos a dejar de usar WhatsApp para comenzar a usar algunas de las alternativas mencionadas anteriormente, nos atrevemos a asegurar que la mayoría de ellos nos darían como respuesta un no rotundo.

Y es que el hecho de que sea la app de mensajería instantánea más popular y utilizada para estar en contacto con nuestros amigos y familiares, hace que la mayoría de usuarios dejen de lado todos esos aspectos que tienen que ver con la seguridad, privacidad o el uso de nuestros datos por parte de la compañía. Algo que sin duda es bastante importante pero que por desgracia, en la mayoría de ocasiones no se valora como debería. De ahí que el uso de WhatsApp esté cada vez más extendido, ya que es la app más utilizada y hace que todo el mundo siga enganchado a ella.