Cómo guardar mensajes de correo de Gmail para abrirlos en otro cliente de correo

Software

Gmail es sin duda el servicio de correo electrónico más utilizado en gran parte del mundo. Sin embargo, son muchos los que además de tener una cuenta de Gmail, tienen otras cuentas o usan otros clientes de correo. En este caso, seguro que más de uno ha pensado alguna vez cómo pasar ciertos mensajes de correo de Gmail a otros clientes de correo como el propio Outlook, por ejemplo. Pues bien, a continuación vamos a mostrar cómo guardar mensajes de correo de Gmail para abrirlos en otro cliente de correo o bien guardarlos en el disco duro.

Pasos a seguir para guardar mensajes de correo de Gmail y poderlos abrir desde cualquier otro cliente de correo

Para guardar estos mensajes de correo de Gmail y que podamos abrirlos en otro cliente de correo, debemos descargarlos y guardarlos como archivos EML. Quizás muchos usuarios no lo saben, pero Gmail ofrece la opción de descargar como archivo de texto, .txt, los mensajes de la bandeja de entrada de nuestro correo sin necesidad de recurrir a extensiones o aplicaciones de terceros. Por lo tanto, podemos aprovecharnos de esta función para, una vez que los tengamos descargados como .txt, renombrarlos como .EML y así poder abrirlos desde otros clientes de correo.

guardar mensajes de correo de Gmail

Lo primero que tenemos que hacer para guardar un mensaje de correo de Gmail es ir al propio mensaje, abrirlo, y a continuación, desde el botón de menú o Más de los tres puntos que se muestra en la parte superior derecha del mensaje, seleccionar la opción Mostrar original. Esto nos abrirá una nueva pestaña en el navegador con el mensaje original donde se muestra información sobre el ID del mensaje, fecha, remitente,  destinatario, asunto, etc.

guardar mensajes de correo de Gmail

Desde esta página, se nos muestra en la parte inferior la opción Descargar original, sobre la cual debemos pulsar. Automáticamente, veremos cómo se inicia la descarga del mensaje de correo de Gmail y se nos guarda en el disco de nuestro ordenador un archivo .txt con el mensaje original.

Ahora, lo que tenemos que hacer es ir a la ruta donde se nos ha descargado este fichero de texto con el mensaje de Gmail y renombrarle con extensión .EML. Ahora, ya podemos hacer clic sobre él y elegir con qué cliente de correo lo queremos abrir o bien elegir la opción de abrirlo desde el propio cliente.

Escrito por Roberto Adeva

Fuente > addictivetips