Todas las ventajas del renting para utilizar un coche eléctrico o híbrido

El renting está cada vez más presente en nuestros días, y en lo que concierne al coche eléctrico, todavía más. Hablamos de una forma de contratar un vehículo por alquiler a medio o largo plazo en el que una de las partes cede su uso a la otra parte a cambio de una cuota fija mensual, por un plazo de tiempo establecido y un kilometraje determinado. De esta forma, ambos ganan enteros. Pero esto es algo de lo que, incluso, con uno de tipo electrificado se pueden obtener diferentes ventajas.

El renting con el coche eléctrico, muy beneficioso

Quién busque disfrutar de un coche sin ataduras puede encontrar en el renting una buena alternativa. Es una forma de disfrutar de un vehículo sin llegar a comprarlo, mediante el pago de una única cuota mensual. Al incluir tanto el mantenimiento como el seguro ahorra muchos quebraderos de cabeza al usuario, y le permite cambiar de coche cuando el contrato vence.

Sin embargo, las marcas están apostando por fórmulas todavía más flexibles, que den respuestas todavía más ágiles, y bastante más beneficiosas para el usuario. Es lo que vemos ampliamente con el renting con el coche eléctrico, que puede ser también híbrido o híbrido enchufable, en su caso.

Hacia este punto, lo que tenemos es que contamos con diferentes ventajas, especialmente fiscales, que tienen mucho que ver con este tipo de adquisición. Su expansión se ha estado viviendo en los últimos tiempos de manera considerable, pero no ha sido con el gran auge de este tipo de vehículos de nueva generación los que han permitido que su sitio de comercio se haya situado realmente bien.

De qué trata

Con las cifras en la mano, tenemos que decir que este servicio de renting desde el coche eléctrico está funcionando de forma muy bien considerada. Por ejemplo, en el mes de julio de este 2021, las matriculaciones de este tipo se vieron con un incremento acumulado del 43,96%, sobre el mismo periodo de 2020.

Mientras que en meses como el de septiembre, el último del que tenemos constancia, se contabilizaron un 34% más de matriculaciones de estos renting en comparación con el ejercicio del año pasado. De hecho, a pesar de que la crisis por el covid tuvo un impacto negativo en las ventas de coches, el sector del renting ganó mayor popularidad y demanda.

Qué es renting coche eléctrico

Y es que sí; a pesar de los numerosos beneficios del vehículo electrificado, su precio sigue siendo bastante más alto que el de los modelos de combustión, donde aspectos como algunos con autonomía todavía no excesivamente boyantes, o los todavía escasos puntos de recarga hacen que muchos conductores no den el paso definitivo.

En estos casos es donde el renting termina siendo una buena solución ya que, al ser un alquiler del vehículo a largo plazo, permite hacer una prueba de larga duración de esta tecnología para comprobar si se adapta a nuestro día a día. Como tal, el contrato de este servicio incluye los mismos conceptos que cualquier otro modelo. En la cuota mensual comprende el mantenimiento de periódico del vehículo, las reparaciones que puedan surgir de manera imprevista, el cambio de neumáticos, las revisiones de la ITV, el pago de impuestos y la póliza de seguros. Es ahí donde entran diferentes beneficios fiscales (y otros) que se hacen muy atrayentes.

Beneficios fiscales (y otros)

Como decimos, la idea de implantar tecnología eléctrica toma cada vez más fuerza y las razones son obvias: los vehículos eléctricos suponen un mantenimiento fácil y su autonomía mejora cada día. Cambiar un gran número de vehículos en una empresa hacia estos más modernos supone un desembolso difícil de contemplar a día de hoy.

Por ello, planificar y ejecutar un plan de renting puede ser una opción perfecta. Asimismo, existen planes diferenciados para particulares o para empresas. En el caso de los particulares, éstos pueden elegir la duración y el kilometraje que mejor se adapten, mientras que para las que son las empresas, este sistema ofrece además ventajas fiscales, dado que si tu vehículo se destina a la actividad profesional, las cuotas mensuales son deducibles fiscalmente y el IVA es compensable.

Beneficios renting coche eléctrico

  • Desgravable. A las personas que realizan trabajo por cuenta propia, y en el caso de que se haga con un coche eléctrico todavía más, estos pueden deducir el renting del Impuesto de Sociedades o IRPF en el 100%. También es un gasto deducible del IVA, entre el 50% y 100%.
  • También que al no ser propietarios del vehículo quedan exentos de algunos pagos como el impuesto de matriculación o el de circulación que corre por cuenta de la empresa de renting (que es la propietaria del coche).
  • Cumple con el sentido práctico que buscamos todos para desplazarnos, con garantías y seguridad. Después habría que analizar modelo a modelo las prestaciones para ver si es lo que se necesita de cara a cubrir necesidades.
  • Las empresas o autónomos que requieran un coche para trabajar, encontrarán en el renting de coches la opción más rentable y económica. Esto es porque el mantenimiento del vehículo es responsabilidad exclusiva de la empresa que brinda el servicio.
¡Sé el primero en comentar!