Un autobús eléctrico une por primera vez Barcelona y Madrid

Un autobús eléctrico viajó ayer desde la localidad barcelonesa de Sabadell a Madrid. Se trata de un experimento para demostrar la viabilidad de hacer trayectos de largo recorrido con un vehículo de estas características. Durante el trayecto, que duró unas catorce horas de viaje entre ambos municipios, se recargaron varias veces las baterías del vehículo. Cubrió una distancia de 610 kilómetros, incluyendo las pausas para recargar.

Los viajes largos con los vehículos de nueva generación requieren todavía de una buena planificación. Esto, sobre todo, para saber dónde cargarlos durante el trayecto. Algo similar ocurre todavía con los autobuses eléctricos, cuyas flotas aumentan cada vez más en las urbes, pero que todavía están lejos de ser habituales a la hora de cubrir grandes distancias.

El autobús eléctrico recorrió 610 km con tres paradas

Los autobuses eléctricos ya funcionan de forma habitual en algunas ciudades españolas, como Madrid, Barcelona o Valencia. Poco a poco se van incorporando a las flotas. Además, otras urbes españolas como Alicante o Huesca han realizado pruebas para incorporar este tipo de vehículos que no necesitan combustibles fósiles a su parque de autobuses. Este tipo de viajes son los más eficientes desde un punto de vista medioambiental.

Así, este lunes, las empresas catalanas Circontrol y e-busKar lograron enlazar por primera vez el trayecto de Barcelona y Madrid, y con un autobús movido por electricidad. Visto como un trayecto piloto, ha partido a las seis y media de la mañana desde Sabadell y ha llegado a San Sebastián de los Reyes pasadas las ocho y media de la tarde. En total han sido 14 horas para recorrer algo más de 600 kilómetros con tres recargas realizadas.

Estas paradas fueron en Torrefareda (Lleida), Épila (Zaragoza) y Trijueque (Guadalajara), las cuales han valido para que los expertos crean que este tipo de viajes serán habituales -y más rápidos- en menos de cinco años. Esta prueba piloto pretende demostrar la viabilidad del transporte eléctrico en viajes de largo recorrido, según han informado sus impulsores en un comunicado.

En este sentido, el viaje sin emisiones ha tardado siete horas más que el trayecto en un autocar convencional con motor diésel. El mismo conecta las dos ciudades en algo más de siete horas. Las primeras conclusiones desatan que, aunque todavía son números bastante considerables, en un futuro cercano puede llegar a ser competitivo un viaje en autobús eléctrico entre Barcelona y Madrid. Al ser el primer desplazamiento de este tipo, los promotores han previsto unos tiempos de recarga más largos de lo que podrían llegar a ser.

El vehículo tiene una autonomía de 300 km

Tal y como han informado las empresas promotoras de Circontrol y e-busKar, el modelo con el que se ha terminado de cubrir el trayecto es un Bus Karsan Atak EV 220kwh. 100 % eléctrico, tiene unas dimensiones de 8 de metros de largo y una capacidad para 52 personas con una autonomía máxima de 300 kilómetros.

Trayecto Madrid-Barcelona autobús eléctrico

Según especifica al fabricante, el autobús puede alcanzar el 80% de la batería en 3 horas. Esto con un sistema de carga de 80kW o en unas 5 horas con un sistema de 44 kW AC. En el caso de la prueba piloto, se recargó el autobús eléctrico desde Sabadell a Madrid con cargadores Raption 50, que fueron los dispositivos utilizados.

Se necesitan más cargadores de alta potencia

Los mismos, fabricados por la propia Circontrol, están diseñados para cubrir las necesidades de grandes flotas y para vehículos que necesitan continuar el trayecto en menos de 30 minutos. «El trayecto es viable a nivel técnico, operacional y logístico. Pero necesitamos más cargadores de alta potencia para que sea viable económicamente en términos de tiempo», explican los responsables.

«Al ser una prueba piloto, hemos hecho una previsión tanto en número de paradas como en tiempo de recarga mucho mayor de lo que corresponde en realidad». Desde Circontrol quieren exponer la posibilidad de realizar también este camino mediante autobuses eléctricos. Intentando «generar confianza en este tipo de vehículos». En la actualidad, este mismo trayecto realizado por el autobús eléctrico de Barcelona a Madrid puede hacerse en menos tiempo (entre 6 y 7 horas, aproximadamente) con coches de combustión e incluso con coches eléctricos.