No sólo coche: instala un nuevo cargador en tu casa con el plan Moves

La tercera edición del Plan Moves está llegando a buen puerto, siendo ya gran parte de las comunidades las que se están beneficiando de ellas. Una situación de la que el Gobierno propuso, además de la financiación de los propios vehículos, la posibilidad de hacerse también con el cargador a través del mismo Plan Moves, y del que es posible realizar su instalación el hogar.

En vigor desde el pasado mes de abril, el plan Moves III tiene diferencias y similitudes con el Plan Moves II, el cual también se encuentra en vigencia. Donde, aparte de la ayuda a la compra de los coches eléctricos, mantiene otra línea de asistencias a la instalación de puntos de carga para esta clase de vehículos, a la que dota de mayor presupuesto.

El Moves incluye subvenciones para puntos de carga

De esta manera, el plan Moves incluye una partida importante para impulsar la instalación de este tipo de puntos, el propio cargador, pero esta vez para el automóvil. El objetivo es llegar a 2023 con 100.000 puntos en funcionamiento, tanto públicos como privados.

A grandes rasgos, esta nueva edición del programa incluye mayores subvenciones para los particulares, los conductores con movilidad reducida, los habitantes de municipios pequeños y los conductores autónomos que utilizan un vehículo de estas características, como los taxistas o los conductores de VTC.

Con este propósito, también pretende mejorar las ayudas a las infraestructuras de carga para particulares, pequeñas y medianas empresas, así como a las infraestructuras de carga rápida y ultra-rápida. Por tanto, sí; también es posible instalar en casa un cargador para el coche de la mano del plan Moves.

Cómo es

Así, si vas a comprarte un vehículo eléctrico ahora podrás ahorrarte hasta 7.000€ en el mismo, pero lo mejor es que con el mismo plan Moves también podrás complementar esta serie de ayudas con la disposición de un cargador y los conectores del mismo. Un punto de recarga por el que sólo pagarás un 30%, ya que las subvenciones cubren el 70% restante.

Beneficiarios plan Moves cargador coche en casa

En este sentido, esta ayuda supone una cantidad no despreciable que reduce significativamente el coste final del proyecto. Y es que, dependiendo de nuestras condiciones, también podemos aprovecharnos de ella de una manera o de otra, sabiendo que contaremos con un gran apoyo explotado diferentes escalas.

Por ejemplo, en el caso de un particular que instale un punto de recarga en su vivienda y haya pagado por la instalación de su punto de recarga 1.500 €, podrá beneficiarse de una subvención de 867,7 €. Además, si el beneficiario de la ayuda vive en un municipio de menos de 5.000 habitantes, la línea contempla que sea de 991,7 €, por lo que el precio final de la instalación del punto de recarga rondaría los 508 €.

Autónomos, particulares y PYMES también podrán beneficiarse

Algo importante de esta serie de ayudas es que tiene una principal motivación para que el coche eléctrico salga adelante. Y es precisamente la instalación de estos puntos de carga, bien sea como cargador para un uso particular o privado, como para otros de zonas públicas o de mayor afluencia.

Por tanto, sí; los vehículos electrificados son el primer punto al que podemos dirigirnos, pero la mejora de la infraestructura de carga se presenta ahora, con su tercera edición, como un elemento y requisito indispensable para que su acogida sea fructífera. Es entonces cuando el plan recoge que los beneficiarios sean varios.

Como tal, el proyecto al que tendremos acceso desde el plan Moves, también para acogerse al propio cargador, se ofrece a particulares, grandes empresas, autónomos, PYMES y administraciones. La duración del Plan MOVES III está planteada hasta el año 2023, convirtiéndose así en la edición más longeva, aunque también puede acortarse en caso de que se terminen los fondos previstos para este. Aun así, desde el Gobierno ya se ha comunicado que, en caso de una alta demanda, se podría duplicar el presupuesto.

¡Sé el primero en comentar!