Así puedes borrar las marcas de agua en un documento de Word

Así puedes borrar las marcas de agua en un documento de Word

Roberto Adeva

Una manera de proteger nuestros documentos para que puedan usarlo sin nuestro permiso o añadir nuestra propia huella para determinar que somos los autores y propietarios del mismo es añadir una marca de agua. Lo cierto es que para ello, la propia herramienta de Microsoft Office ofrece la posibilidad de añadir marcas de agua de texto o imágenes fácilmente. Sin embargo, puede que en un momento determinado lo que necesitamos es justo lo contrario, eliminarlas. Si es así, estos son los pasos a seguir para eliminar marcas de agua en Word.

Recordemos que una marca de agua es una técnica cuyo objetivo es informar del uso ilícito de cierto contenido digital como imágenes, vídeos o documentos por ejemplo, por parte de un usuario no autorizado para ello. Una técnica que consiste en añadir un mensaje de texto o imagen dentro del propio contenido que queremos proteger.

Eliminar marca de agua desde los ajustes de Word

Si tenemos o recibimos un documento de texto en el que queremos eliminar una marca de agua, lo primero que tenemos que hacer es abrir dicho documento en Word. Una vez hecho esto, lo siguiente que vamos a hacer es hacer clic sobre la opción Diseño del menú principal y a continuación tendremos que buscar la sección Fondo de página.

Ahí es donde encontraremos la opción Marca de agua. Al hacer clic sobre ella, se nos mostrará una pequeña ventana o menú en el que encontramos las diferentes opciones para añadir una marca a nuestro documento. Pero si nos fijamos, en la parte inferior también encontramos la opción Quitar marca de agua. Si pulsamos sobre ella, veremos cómo las marcas de agua en Word desaparecen en todas y cada una de las páginas automáticamente. Por lo tanto, ya podremos guardar los cambios y tendremos nuestro texto libre de marcas.

marcas de agua en Word

Resumen de pasos a seguir:

  • Abrimos el documento en Word
  • Seleccionamos la opción Edición del menú principal
  • Dentro de Fondo de página hacemos clic en Marca de agua
  • Seleccionamos la opción Quitar marca de agua
  • Comprobamos que se han eliminado todas las marcas
  • Guardamos los cambios

Eliminar marcas de agua en Word de forma manual

Si no es posible eliminar marcas de agua en Word desde la propia opción de la herramienta, es probable que el documento tenga un encabezado de página y entonces tendremos que intentarlo de manera manual. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir el documento en Word y a continuación hacemos doble clic en la parte superior de la página para abrir el área de encabezado.

Una vez hecho esto, ponemos el cursor del ratón encima de la marca de agua hasta que se muestre una flecha de cuatro direcciones, lo que nos permitirá seleccionar la marca. Una vez seleccionada, lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre la tecla SUPR. de nuestro teclado y la marca será eliminada.

marcas de agua en Word

Ahora, solo nos queda comprobar que las marcas de agua han sido eliminadas por completo en nuestro documento. Si es así, lo único que tenemos que hacer es guardar de nuevo el archivo y listo.

Resumen de pasos a seguir:

  • Abrimos el documento en Word
  • Doble clic sobre la parte superior del página para abrir el encabezado
  • Seleccionamos la marca de agua
  • Botón Suprimir del teclado
  • Comprobamos que se han eliminado todas las marcas de agua
  • Guardamos el documento con los cambios

Posibles problemas al borrar una marca de agua

Cómo ya habrás podido darte cuenta, dependiendo de cómo hayamos insertado la marca de agua en nuestro documento, tendremos que eliminarla de una manera u otra. Ahora bien, puede que encontremos problemas a la hora de deshacernos de una marca de agua si el documento tiene varias secciones diferentes. En este caso, no nos quedará más remedio que ir sección por sección borrando o eliminando la marca de agua.

En el caso de tener la marca dentro del encabezado o pie de página, si nos encontramos con problemas a la hora de borrarla, podemos probar a eliminar por completo el encabezado o pie y posteriormente añadir esta sección al documento sin la marca.

Si todo esto no funciona, una alternativa es guardar el documento de Word con formato XML, aunque eso sí, esto hará que nuestro documento se convierta a texto plano. Posteriormente, lo editaremos con el bloc de notas y eliminamos la marca de agua.

Para ello, desde la herramienta de Microsoft hacemos clic en Guardar como y a continuación, seleccionamos el formato XML. Una vez que tenemos el archivos en nuestro disco duro, lo abrimos con el bloc de notas y hacemos una búsqueda de la marca de agua. En el caso de que haya varias ocurrencias nos aseguramos de borrarlas todas (eliminar la palabra o frase pero dejar las comillas). Podemos realizar una búsqueda sobre el código del documento mediante el atajo de teclado Ctrl+F y escribir el nombre de la marca de agua.

A continuación, guardamos los cambios y por último, reabrimos el archivo de texto plano nuevamente en Word. Antes de nada, si todo ha ido bien, debemos guardar de nuevo el documento como un archivo de Word. De esta manera, ya tendremos el archivo con el mismo formato original y sin la marca o marcas de agua.