Así puedes borrar las marcas de agua en un documento de Word

Así puedes borrar las marcas de agua en un documento de Word

Roberto Adeva

Una manera de proteger nuestros documentos para que puedan usarlo sin nuestro permiso o añadir nuestra propia huella para determinar que somos los autores y propietarios del mismo es añadir una marca de agua. Lo cierto es que para ello, la propia herramienta de Microsoft Office ofrece la posibilidad de añadir marcas de agua de texto o imágenes fácilmente. Sin embargo, puede que en un momento determinado lo que necesitamos es justo lo contrario, eliminarlas. Si es así, estos son los pasos a seguir para eliminar marcas de agua en Word.

Recordemos que una marca de agua es una técnica cuyo objetivo es informar del uso ilícito de cierto contenido digital como imágenes, vídeos o documentos por ejemplo, por parte de un usuario no autorizado para ello. Una técnica que consiste en añadir un mensaje de texto o imagen dentro del propio contenido que queremos proteger.

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que Word tiene una herramienta para añadir marcas de agua y podremos quitarlas desde Word si el documento es compatible. Si se trata de un archivo guardado en PDF, por ejemplo, este tutorial no es el tuyo sino que deberás buscar una alternativa. Tampoco nos servirá si el documento está bloqueado ya que primero tendremos que eliminar el bloqueo y posteriormente, una vez dentro del documento, podremos seguir los pasos: de forma automática desde los ajustes de Word o de forma manual editando el documento.

Desde los ajustes de Word

Si tenemos o recibimos un documento de texto en el que queremos eliminar una marca de agua, lo primero que tenemos que hacer es abrir dicho documento en Word. Una vez hecho esto, lo siguiente que vamos a hacer es hacer clic sobre la opción Diseño del menú principal:

  • Abre tu documento de Word
  • Elige la pestaña «Diseño» de la parte superior de la pantalla
  • Busca la sección Fondo de página

Hay tres opciones en Fondo de página:

  • Marca de agua
  • Color de página
  • Bordes de página

Ahí es donde encontraremos la opción Marca de agua, la que nos interesa. Al hacer clic sobre ella, se nos mostrará una pequeña ventana o menú en el que encontramos las diferentes opciones para añadir una marca a nuestro documento. Toca sobre la opción y aparecerán estas opciones, pero en la parte inferior, otras herramientas:

  • Más marcas de agua de Office.com
  • Marcas de agua personalizadas
  • Quitar marcas de agua

Toca sobre esa opción: «Quitar marca de agua» Si pulsamos sobre ella, veremos cómo las marcas de agua en Word desaparecen en todas y cada una de las páginas automáticamente. Por lo tanto, ya podremos guardar los cambios y tendremos nuestro texto libre de marcas.

marcas de agua en Word

Esto siempre nos servirá cuando tengamos acceso a un documento de Word y tengamos permisos para editar. Ten en cuenta que las marcas de agua deben estar introducidas con esta herramienta pero es posible que no funcione si es una imagen u otro tipo de firma.

De forma manual

Si no es posible eliminar marcas de agua en Word desde la propia opción de la herramienta, es probable que el documento tenga un encabezado o un pie de página y entonces tendremos que intentarlo de manera manual. Para ello, lo primero que tenemos que hacer es abrir el documento en Word y a continuación hacemos doble clic en la parte superior para el encabezado o en la parte inferior para el pie de página, para abrir el área de encabezado.

  • Abre el documento de Word
  • Haz doble clic en la parte superior del documento
  • Se abrirá el editor de encabezado

Una vez hecho esto, ponemos el cursor del ratón encima de la marca de agua hasta que se muestre una flecha de cuatro direcciones, lo que nos permitirá seleccionar la marca. Una vez seleccionada, lo único que tenemos que hacer es pulsar sobre la tecla SUPR. de nuestro teclado y la marca será eliminada, tal y como puedes ver en la imagen.

marcas de agua en Word

Ahora, solo nos queda comprobar que las marcas de agua han sido eliminadas por completo en nuestro documento. Si es así, lo único que tenemos que hacer es guardar de nuevo el archivo y listo. Como en el caso anterior, solo nos funcionará si tenemos acceso a la edición de Word y no si es un documento en PDF o cualquier otro archivo.

Cómo editar una marca de agua

Puede que lo que necesites sea modificar esa marca de agua, editarla o cambiar su posición sin necesidad de eliminarla del todo. Realmente una marca de agua no necesita demasiada personalización porque su cometido es mostrar un mensaje legible, generalmente en la mayor parte de la superficie del documento. La clave para poder trabajar con la marca de agua es tener claro que, en el caso de Word las marcas de agua se engloban dentro de la configuración del encabezado o el pie de página aunque su ubicación sea precisamente el medio de la página.

Haremos clic en la zona cercana al encabezado de página y veremos cómo quedan seleccionados, a la vista, los marcadores de la marca de agua en los extremos y en la zona media. De esta manera podremos editar la marca de agua en cuanto al tamaño y a la posición en la página así como la inclinación, la altura y la anchura de la misma. Solo tenemos que arrastrar los marcadores de las esquinas o la propia marca de agua haciendo clic en el medio de la misma para hacerla más grande o más pequeña o moverla a la parte de la página que queramos.

Como la marca de agua puede haber sido creada en formato texto o en formato Wordart, en función de ello encontrarás la barra de herramientas correspondiente en la parte superior. De esa manera podrás modificar y personalizar el texto o la imagen que quieras como marca de agua.

Ajustar el efecto de desajuste

Quizá cuando imprimimos nuestro documento con una marca de agua no nos guste el resultado porque la marca de agua apenas se ve. También puede ser por el efecto contrario, se ve tanto, con un contraste tan alto que hace ilegibles las partes del documento ocupadas por la misma. Para comprobar cuál va a ser el resultado final sin necesidad de imprimirlo solo tenemos que pulsar en Archivo en la barra de menú superior y después en Imprimir. De esa manera nos aparecerá una vista previa antes de confirmar la impresión. Si hemos visto que, efectivamente, queremos modificar la marca de agua, haremos clic en la zona del encabezado de página y seleccionaremos la marca de agua.

Si se trata de una marca de agua en formato texto iremos a la barra de herramientas de WordArt y seleccionaremos Formato. Una vez hecho esto pulsaremos en Relleno de forma y jugaremos con el tono, poniendo tonos más claros o más oscuros hasta que obtengamos el resultado deseado. También podemos probar con otros colores de relleno y el grado de transparencia que queremos aplicar. En el caso de ser una imagen, una vez seleccionada la marca de agua iremos a la barra de herramientas de Imagen y pulsaremos en Formato. Elegiremos Volver a colorear, Brillo o Contraste y lo ajustaremos de la mejor manera posible. De esta manera volveremos a comprobar su estado y, probablemente, ya esté listo para imprimir.

Posibles problemas

A veces podemos encontrarnos con algunos problemas a la hora de eliminar o modificar la marca de agua del documento, por eso indicamos algunas soluciones que pueden ser de utilidad.

  • Varias secciones

Cómo ya habrás podido darte cuenta, dependiendo de cómo hayamos insertado la marca de agua en nuestro documento, tendremos que eliminarla de una manera u otra. Ahora bien, puede que encontremos problemas a la hora de deshacernos de una marca de agua si el documento tiene varias secciones diferentes. En este caso, no nos quedará más remedio que ir sección por sección borrando o eliminando la marca de agua.

  • Encabezado y pie de página

En el caso de tener la marca dentro del encabezado o pie de página, si nos encontramos con problemas a la hora de borrarla, podemos probar a eliminar por completo el encabezado o pie y posteriormente añadir esta sección al documento sin la marca.

  • Guardar en formato XML

Si todo esto no funciona, una alternativa es guardar el documento de Word con formato XML, aunque eso sí, esto hará que nuestro documento se convierta a texto plano. Posteriormente, lo editaremos con el bloc de notas y eliminamos la marca de agua.

Para ello, desde la herramienta de Microsoft hacemos clic en Guardar como y a continuación, seleccionamos el formato XML. Una vez que tenemos el archivos en nuestro disco duro, lo abrimos con el bloc de notas y hacemos una búsqueda de la marca de agua. En el caso de que haya varias ocurrencias nos aseguramos de borrarlas todas (eliminar la palabra o frase pero dejar las comillas). Podemos realizar una búsqueda sobre el código del documento mediante el atajo de teclado Ctrl+F y escribir el nombre de la marca de agua.

A continuación, guardamos los cambios y por último, reabrimos el archivo de texto plano nuevamente en Word. Antes de nada, si todo ha ido bien, debemos guardar de nuevo el documento como un archivo de Word. De esta manera, ya tendremos el archivo con el mismo formato original y sin la marca o marcas de agua.

¡Sé el primero en comentar!