Lenovo Legion: la gama gaming se renueva con más potencia y mejor diseño

Lenovo es la segunda marca con más ventas de ordenadores en el mundo, y la que más ha crecido en el último año al vender un 11,3% más portátiles; la única compañía que crece con cifras de dos dígitos. Por ello, y con una cuota del 22,1%, la compañía ha renovado su gama Legion de ordenadores, mejorando rendimiento, diseño y componentes.

Lenovo Legion Y730: el portátil gaming más avanzado de la compañía

Para conocer mejor qué es lo que demandan los gamers, Lenovo ha llevado a cabo varios estudios, donde ha podido conocer que el 59% de los gamers son hombres, por el 41% de las mujeres, y que no importa la edad para jugar. La mayor parte de ellos son trabajadores de día, y gamers de noche, para lo cual necesitan ordenadores potentes, jugando entre 8 y 10 horas semanales, y queriendo gastarse más de 1.000 euros en un PC.

Por ello, Lenovo ha querido ofrecer el mejor rendimiento en sus portátiles, pero sin afectar negativamente a otros factores como la portabilidad. Por ejemplo, los portátiles tienen sistema de refrigeración avanzados, y paneles Full HD de 144 Hz para tener unas imágenes fluidas, y con hasta 300 nits de brillo (un 20% más que los portátiles del año pasado), con unos marcos finos de 6,7 mm.

Las pantallas tienen, además, compatibilidad con NVIDIA G-Sync, y en el campo del sonido tenemos altavoces compatibles con Dolby Atmos. La cobertura de color es sRGB, y podemos incluso elegir entre modelos de 15 y 17 pulgadas, algo que muchas marcas ya no permiten.

El Legion Y730 cuenta con un diseño que es un 48% más fino y un 55% más ligero con respecto a la generación anterior, además de tener un chasis de metal para un acabado más premium. La mayoría de conectores pasan a estar en la parte trasera para facilitar que no tengamos cables que nos estorben.

El teclado tiene retroiluminación RGB individual por cada tecla, además de tener antighosting y una respuesta inferior a 1 ms. También pueden configurarse hasta 6 teclas macro, y tiene un acabado que repele el agua. A través del Corsair iCUE se puede controlar toda la iluminación.

La temperatura ha mejorado un 16% gracias a un sistema de doble ventilación que expulsa aire en dos direcciones por dos aperturas iluminadas, además de haber aumentado el número de aspas de los ventiladores. La temperatura no molestará al tacto, ya que, aunque estemos jugando, el teclado no se calienta gracias a la distribución del calor por la parte inferior.

El resto del hardware viene dado con un i5-8300H o un i7-8750, acompañados de 8, 16 o 32 GB de RAM. La gráfica es NVIDIA GTX 1050. El SSD, NVMe, es de 128, 256 o 512 GB, con un disco duro de 1 o 2 TB. El peso mínimo es de 2,2 kg. Podéis consultar el resto de características en la web oficial.

Lenovo Legion Y530: un portátil más comedido

El Legion Y530, por otro lado, ha reducido su espesor en un 17%, y es un 28% más ligero, siendo también un 10% más silencioso. Este modelo, más asequible, no tiene iluminación RGB, pero sí tiene las mismas mejoras de temperatura y rendimiento, pudiendo ponerle también un SSD Optane.

Lenovo Legion C730 y T730: los sobremesa compactos y llenos de potencia

Por último, en sobremesa encontramos los Legion C730 y el Legion T730. Este último es un ordenador de sobremesa compacto con un asa para transportarlo más fácilmente. Tiene iluminación RGB externa con paneles transparentes, y es un 22% más compacto. En su interior encontramos refrigeración líquida, haciéndolo 8 grados más frío, con un 50% mejor de flujo de aire, y un 10% más silencioso. El Legion C730, es aún más compacto, y tiene también paneles transparentes para ver todo su interior, teniendo un flujo de aire tres veces superior a modelos anteriores.