PlayStation 4 se apoyaría en un precio reducido para hacer frente a Wii U

PlayStation 4 se apoyaría en un precio reducido para hacer frente a Wii U

Javier Sanz

Wii U llegará al mercado en cuestión de días y sus rivales se plantean estrategias a medio plazo para intentar hacer frente a la consola de Nintendo en su próxima generación de equipos. El precio será un factor clave y todo apunta a que Sony apostará por reducirlo al máximo en PlayStation 4.

Nuestros compañeros de Gamerzona.com reflexionan acerca del precio por el que podría salir al mercado uno de los grandes protagonistas de la llamada Next Gen. La nueva consola de Sony, conocida hasta ahora con el nombre en clave Orbis, es una realidad en lo que a su desarrollo se refiere, pero hasta el momento el secretismo es absoluto en cuanto a su posible fecha de lanzamiento.

Los últimos rumores en torno al hardware del equipo hablan de "una consola asequible pero no mediocre". Esto viene a decir que Sony podría apostar por no lanzar una consola con un nivel técnico absolutamente rompedor porque ello repercutiría en su precio. Algunas voces hablan de una consola de transición, que como es obvio superará a la actual generación, pero no supondría el salto cualitativo que muchos esperaban.

El motivo de este supuesto frenazo por parte del gigante japonés en sus planes sería atraer a los usuarios con un dispositivo a un precio asequible. Como ha demostrado un ejemplo que ha sufrido en sus carnes (el caso de PS Vita), estrenar un equipo de última generación a un precio muy elevado repercute directamente en las ventas. Aunque en el caso de la portátil también ha influido su escaso catálogo, a nadie puede pasar desapercida la actual situación de crisis económica que atraviesan un buen número de países occidentales.

Nintendo ya fue consciente de esto y por eso acabó ajustando las prestaciones de su Wii U y del GamePad de modo que su precio de lanzamiento en su versión más básica no estará por encima de los 300 euros. Si Sony hiciese lo propio, rompería con la línea de precios de sus estrenos, ya que recordemos que PlayStation llegó en 1995 por el equivalente a 360 euros, PlayStation 2 en 2000 por el equivalente a 450 euros y PlayStation 3 en 2007 por un precio en España de 599 euros.

Parece difícil que a día de hoy Sony pudiese repetir estos precios en su nueva consola, más si cabe si tenemos en cuenta que para cuando llegue (2014 apunta como fecha de llegada como pronto) Wii U estará consolidada en el mercado con un precio de 300 euros. Difícil reto por delante el del gigante nipón para sacar el máximo rendimiento de la relación calidad-precio. ¿Acabará reduciendo sus prestaciones con el fin de lanzar su PlayStation 4 por un precio económico?