Ono se consolida como líder del mercado de las conexiones de alta velocidad

Ono sigue apoyándose en sus conexiones de alta velocidad para seguir creciendo en el mercado de la banda ancha española. Así lo demuestran los datos referidos a los nueve primeros meses del año en los que destaca que casi la mitad de sus usuarios navegan a 30 o más megas.

El 48% de la base de clientes de banda ancha del operador de cable ya dispone de una conexión de 30 Mbps o una modalidad superior como los 50 o 100 Mbps. El informe publicado por la compañía recoge los resultados entre enero y septiembre de este año y en él se confirma a Ono como el líder del mercado de las conexiones de alta velocidad con un total de 678.000 usuarios al cierre de septiembre.

Por otro lado, la compañía ha subrayado el alto número de clientes que han apostado por su oferta convergente de servicios fijos y móviles. En los últimos 12 meses ha conseguido sumar 136.000 nuevas líneas móviles (casi la mitad de ellas solo en el tercer trimestre del año) hasta acaparar hasta 314.000 líneas móviles del mercado español. Recordemos que hace solo un mes el operador lanzó su alternativa a Movistar Fusión con sus planes de conexión de banda ancha fija y llamadas e Internet móvil.

TiVo acumula 56.000 clientes

Otro de los motores de crecimiento del operador ha sido su servicio de televisión inteligente, TiVo. A finales de septiembre cuantificaba 56.000 usuarios activos de la plataforma que lleva solo un año en el mercado y que destaca por combinar una amplia variedad de contenidos con emisiones en alta definición, en 3D y por las posibilidades multimedia con disco duro y grabador de varios canales al mismo tiempo.

En lo económico, Ono se ha mostrado satisfecho por haber conseguido que sus ventas crezcan un 5,4% hasta los 1.164 millones de euros, lo que le ha permitido acumular un beneficio neto de 39 millones de euros al cierre de septiembre de 2012. Aunque este dato es un 14,3% menos que en 2011, la compañía se escuda en los gastos financieros del proceso de refinanciación de su deuda cerrada en junio y por las amortizaciones relacionadas con sus redes de televisión y telefonía para justificar este descenso.