¿Pueden suponer una amenaza los móviles y tabletas para las nuevas consolas?

¿Qué protagonismo tendrán las próximas videoconsolas domésticas? El auge de dispositivos como los móviles y las tabletas podría restar parte de este protagonismo dentro del ocio electrónico. Incluso desde la propia industria suenan voces que avisan de esta posibilidad.

El boom que han vivido los smartphones en los últimos años y el nacimiento de un nuevo mercado como el de las tabletas ha servido para abrir nuevas vías de entretenimiento electrónico. El avance a nivel técnico en estos terminales es muy acelerado. Como prueba de ello tenemos los smartphones de última generación, que ya integran procesadores quad core, o el nuevo iPad, con unas prestaciones de gran nivel que lo convierten en un tablet capaz de ejecutar juegos AAA (las superproducciones dentro del sector de los videojuegos).

Pero la gama de dispositivos móviles de hoy en día, a tenor de la rápida evolución tecnológica, sólo es un avance de lo que está por llegar, que promete ser espectacular. Por ello, hay quien plantea que incluso serán estos terminales la principal amenaza a las futuras videoconsolas domésticas. Desde Ubisoft, Theo Sanders, director creativo de Ghost Recon Online, avisa de que estos dispositivos están llamados a ser "la nueva generación". "He visto que los chavales emplean más tiempo en juegos para terminales móviles que jugando a las consolas", afirmó en declaraciones recogidas por Gamerzona.com.

Sin embargo, el propio Sanders reconoce que si bien quitarán algo de cuota de mercado a consolas como las futuras PlayStation 4 o Xbox 720, coexistirán con ellas. "Creo que los fabricantes de consolas también van a tener ideas geniales bajo la manga", explica. De estas palabras se deduce que Sony y Microsoft seguirían los pasos de Nintendo, que ya se ha visto claramente influenciada por equipos como las tabletas en su nueva consola Wii U, al incluir ésta un mando con pantalla táctil integrada.

A buen seguro, la Next Gen opte por una potencia imposible de trasladar a este tipo de dispositivos, pero las posibilidades que ofrecen éstas podrían hacer que los usuarios optasen por dar un menor uso a las consolas domésticas. Lo que sí parece claro que la amenza real de dispositivos como tabletas y smartphones se cierne sobre las consolas portátiles. Por el momento el catálogo de juegos para éstas es más extenso y de mayor calidad, pero habrá que ver si las desarrolladoras siguen este camino o si ven un mayor filón en tablets y móviles.

¿Crees que en un futuro afectarán las tabletas y los móviles a las ventas de videoconsolas? ¿Cómo evolucionará el sector a medio y largo plazo?