El HTC One X tampoco escapa a los fallos hallados en la nueva gama de la compañía

HTC se ha volcado con su nueva gama de terminales One, propuesta como punto de apoyo para el resurgir de la compañía tras unos resultados lejos de lo esperado. Sin embargo, algunos usuarios continúan reportando fallos en los nuevos dispositivos y el HTC One X, móvil de alta gama que tampoco parece escapar a los errores.

La semana pasada os hablábamos de los problemas reportados acerca del HTC One S. El equipo presentado en el MWC 2012 de Barcelona llegó al mercado destacando por su buen nivel técnico y por una novedosa tecnología en su carcasa que supuestamente reforzaba su durabilidad. No obstante, en cuestión de pocos días algunos usuarios reportaban un desgaste en la parte externa del móvil impropio de un equipo prácticamente nuevo y que, paradójicamente, se preciaba de destacar en este sentido. La solución de la firma asiática fue admitir el fallo y permitir el cambio de terminal a quienes se hubiesen visto afectados.

Pero los fallos no parecen llegar únicamente en torno al One S. El fabricante taiwanés juega este año una de sus principales cartas con el HTC One X, un móvil que fue anunciado a bombo y platillo en el mismo evento y que es uno de los encargados de abrir la generación de terminales con procesador quad core. Al margen de su potencia técnica se destacó la calidad de su pantalla de 4,7 pulgadas (1280 x 720 píxeles de resolución). A primera vista todo parece cumplir con lo esperado, pero no han tardado en aparecer las primeras quejas respecto al terminal.

Como leemos en AndroidAyuda.com, algunos usuarios han reportado parpadeos en algunas franjas de la pantalla cuando reproducen vídeos en el dispositivo. Como muestra un aclarador vídeo, a la hora de reproducir vídeos una franja superior se deforma tomando el aspecto de un código de barras. Tal y como se aprecia en las imágenes, el fallo impide la correcta visualización de los contenidos, lo que supone una tara en un equipo de primer nivel y que aspira a ser una de las principales alternativas Android en la gama alta móvil.

Ahora bien, el fallo podría ser algo muy puntual y podría estar generado por el driver de la pantalla. Esto abriría la puerta a que la compañía lo subsanase de forma inmediata y sencilla mediante una actualización over the air sin tener que causar molestias al usuario en forma de obligarle a conectar el terminal a su ordenador. Más preocupante sería que el error sea a nivel técnico, algo que parecería difícil de entender en un producto al que se le presupone una altísima calidad.

No es la primera vez que el display del equipo se pone en entredicho. El medio británico CNET reportó hace una semana un fallo de flew flaw en la pantalla del HTC One X que pudo demostrar en un vídeo. Este consistía en la pérdida de color de píxeles cuando se apretaba en determinadas partes de la pantalla como su borde. Desde la compañía se reaccionó con rapidez para asegurar que los dispositivos comercializados no incluirán un error que se antojaría como muy grave en caso de confirmarse.