Apple quiso independizarse de los operadores creando una red WiFi mundial

Apple quiso independizarse de los operadores creando una red WiFi mundial

Redacción

Mucho se ha hablado en el último año de la idea de Apple de no depender de los operadores móviles para acaparar todo el negocio y no únicamente el de los terminales con su iPhone. Para ello Steve Jobs llegó a pensar una propuesta: desplegar una red internacional de puntos WiFi.

El pasado mes de octubre fallecía Steve Jobs. Con su muerte desaparecían las potenciales ideas creativas de las que ya hizo gala al revolucionar años atrás el sector tecnológico. Al marge de su enorme aporte en lo que respecta a la informática, a Jobs se le reconoce haber reinventado el sector de la telefonía móvil con el lanzamiento del primer iPhone, terminal que ha ido mejorando con el paso del tiempo y al que han seguido modelos similares por parte de otros fabricantes.

En la mente de Jobs rondaba otra idea relacionada con la telefonía móvil que serviría a Apple para crecer dentro de todo el sector. Con el fin de no depender de los operadores en cada país, el californiano propuso "reemplazarlos". Para ello se apoyaría en la tecnología WiFi, desplegando de forma masiva una red de puntos en todo el planeta financiados por el gigante de la manzana mordida de modo que los usuarios pagasen a Apple por acceder a Internet a través de ellas.

Así lo ha relatado John Stanton, presidente de Trilogy Partners que trabajó de forma directa con Jobs entre 2005 y 2007 y donde pudo conocer el proyecto en el que podría embarcarse Apple. Según publica Movilzona.es, el propio Stanton asegura que la idea acabó por descartarse en el seno de Apple lanzado el primer iPhone en el mercado en 2007 y tras verse las primeras relaciones entre los distintos operadores y Apple.

Sin embargo, no podría descartarse que en un futuro se tomase una iniciativa similar. De todos es conocido que Apple busca la máxima independencia con los operadores y así lo demuestran varias informaciones aparecidas en el último año. La compañía patentó recientemente el concepto de terminal móvil sin tarjeta SIM de modo que cada dispositivo hiciese uso de una "SIM virtual" y no dependiese de las compañías móviles.

Pero lo que realmente asustó a los operadores que subvencionan el iPhone a sus usuarios fue el rumor de los supuestos planes de Apple para lanzar su propio Operador Móvil Virtual (OMV) en los países donde está disponible su terminal. Esto permitiría a la compañía acaparar tanto el negocio del hardware como el de las llamadas y conexiones móviles a Internet, operando a través de redes de otros operadores más fuertes. La idea, al igual que la del despligue de su red WiFi propia, parece descartada por ahora, pero quién sabe si éste será el siguiente e innovador paso que dé Apple.