Nuevo desplome en las ventas de PC en Europa ante el auge de las tabletas

El sector de los ordenadores personales y portátiles se encuentra en plena recesión en Europa. Se suceden los trimestres y con ellos caen las ventas de estos dispositivos a un ritmo muy acelerado, mientras se empieza a vislumbrar el auge de las tabletas como el iPad como principal causa de este desplome aunque no podemos ignorar la crisis económica.

Hace apenas un mes nos hacíamos eco de la tendencia a la baja que viven los fabricantes de PC no sólo en España y Europa, sino en todo el mundo. Las bruscas caídas interanuales en sus cifras de ventas siguen siendo la tónica general y hay quien ya habla de una muerte a medio plazo de estos dispositivos tecnológicos en favor de otros, a pesar de las diferencias técnicas por el momento entre unos y otros.

En esta ocasión conocemos los resultados de ventas de ordenadores a nivel europeo en el segundo trimestre de 2011, según reseña el diario El País. Los 12,7 millones de ordenadores comercializados en nuestro continente en este periodo contrastan con los más de 15 millones vendidos en abril, mayo y junio de 2010, lo que supone una caída del 18,9%. El analista Meike Escherich afirma que la demanda de estos dispositivos "es muy débil" en Europa, "tanto en el sector profesional como en el doméstico". El "exceso de inventario en 2010" podría haber sido uno de los principales problemas en este mercado para Escherich.

Los ordenadores portátiles y más concretamente los miniportátiles (netbooks) han sido quienes más han sufrido este bajón en sus ventas. La mayoría de los fabricantes apostó por el lanzamiento de ordenadores de dimensiones reducidas para ganar en portabilidad pero Apple fue probablemente el más listo de todos y les ganó la partida con el lanzamiento de la tableta iPad. Esto se puede deducir tanto de su éxito como de una caída en este último segmento nada menos que del 53%.

Con este panorama, mientras el futuro de PC y portátiles se oscurece, el de las tabletas muestra mejores síntomas. Como hemos dicho, parece muy difícil que estos dispositivos acaben sustituyendo a los que ahora caen en ventas en cuanto a prestaciones técnicas, pero a medio y largo plazo podrían tener mejores cartas para ganar la partida. No en vano, las principales compañías ya han mostrado su intención de dar el salto al mundo de las tabletas, como por ejemplo Microsoft, implicada de lleno en el desarrollo de su próximo sistema operativo Windows 8. No es casualidad que la nueva versión de su plataforma haya sido desarrollada con compatibilidad para estos dispositivos.

¿Es posible una recuperación del mercado del PC? Os animamos a participar en este debate sobre el futuro del sector con vuestros comentarios.