iPhone 5 : Las posibilidades de su presentación inminente se esfuman

A pesar de que el tiempo corre en contra de Apple y a favor de sus competidores, que están lanzando terminales más potentes que el actual iPhone 4, todo apunta a que la compañía estadounidense no presentará su próximo iPhone 5 en la Conferencia Mundial de Desarrolladores (WWDC) que tendrá lugar dentro de unos días.

Se esfuman las pocas posibilidades de la presentación inminente del iPhone de quinta generación en el próximo evento organizado por Apple. Así lo recoge Movilzona.es, que se hace eco de la postura oficial que mantiene la compañía y que apunta a que las novedades de la feria estarán centradas a nivel exclusivo en torno al software de sus dispositivos.

Confirmada la fecha del evento para el 6 de junio a las 10.00 horas (19.00 horas en la Península Ibérica), en el anuncio se asegura que no se presentará ninguna nueva pieza de hardware. El comunicado oficial señala que se detallará la próxima generación del sistema operativo Mac OS X Lion para ordenadores junto a la nueva versión de la plataforma para móviles y tabletas iOS 5. Asimismo, se presentará iCloud, la oferta de servicios en la nube del gigante de Cupertino.

Otra de las novedades que se confirman es la esperada vuelta a un evento oficial de Steve Jobs. El líder de Apple realizará las presentaciones tras atravesar un complicado estado de salud y parece que podría reincorporarse a su actividad normal a corto plazo y recoger el puesto de mando que cedió temporalmente a Tim Cook.

Aparte de estos detalles sólo un mensaje en el comunicado oficial de Apple abre un poco la puerta de la esperanza para aquellos que esperan ver el iPhone 5 y conocer sus prestaciones. Se trata del "One more thing…" ("una cosa más…") que podría deparar el nuevo terminal como gran sorpresa del evento. La compañía, fiel a su estilo, ha vuelto a optar por no afirmar ni desmentir los rumores sobre esta improbable presentación.

Lo cierto es que el retraso en el lanzamiento del nuevo smartphone de Apple está siendo aprovechado por sus competidores más directos como el caso de Samsung, que lanzó recientemente el Galaxy S II y sus niveles de ventas ya son muy altos dadas las elevadas prestaciones técnicas del terminal. ¿Seguirá Apple con su plan inicial de retrasar la salida de su móvil o dará un vuelco la situación con una presentación sorpresa? En apenas unos días conoceremos la verdad.