A pesar de sus beneficios récord, Telefónica anuncia que despedirá al 20% de su plantilla

Telefónica ya tiene listo su plan de reducción de costes en España con el que reestructurará su plantilla nacional. La intención inicial de la compañía pasa por reducirla un 20% durante los próximos tres años. Hace casi dos meses, el operador presidido por César Alierta anunció que durante 2010 obtuvo una cifra de beneficios récord en su historia.

Nada menos que el 20% de los trabajadores de Telefónica España, o lo que es lo mismo, 1 de cada 5, se verán forzados a abandonar la empresa en los últimos años. Así lo ha publicado el diario económico Cinco Días, que se ha hecho eco de la medida que presentará Guillermo Ansaldo, presidente de Telefónica España, a los analistas en la ciudad de Londres. Concretando la cifra según ha publicado Expansión en su cuenta de Twitter, de los más de 32.000 empleados con que cuenta la empresa en la actualidad, serían casi 6.500 personas las que perderían su puesto de trabajo.

Los analistas ya esperaban esta propuesta por parte de Telefónica España, que recortará en sus puestos directivos un 6%. La compañía ha justificado esta medida bajo el argumento de tratarse como "alternativa adicional" para ganar "flexibilidad y aumentar la productividad". Igualmente, ya se ha planteado la posible externalización de servicios como medida de reducción de costes.

Ansaldo ha reconocido que los ingresos de Telefónica han caído en los últimos dos años (un 5,9% en 2009 y un 4,4% en 2010) en España y que esa caída ha sido aún más brusca en los negocios tradicionales con mayor margen.

Pero el revuelo abierto en torno a la decisión de Telefónica se produce, aparte de por lo elevado y drástico de ese 20% de trabajadores, por el reciente anuncio de la compañía de récord de beneficios a nivel global durante el pasado año 2010 y las previsiones para los próximos años, que también serán positivas y millonarias. La compañía prevé obtener 600 millones de euros hasta 2013 en venta de aplicaciones y edificios.

Como ya informamos a finales del pasado mes de febrero, la caída sufrida en el sector de la banda ancha y la telefonía fija sufrida por el operador en 2010 ha mermado las cifras de beneficios. También lo hizo la caída en telefonía móvil, pero a pesar de ello las cifras son positivas, no las esperadas, pero tampoco son números rojos. No obstante, la situación de la compañía en otros países como Brasil, Chile, Argentina, Reino Unido o Alemania es bien distinta, ya que le permitieron alcanzar resultados récord hasta la fecha.