COS: Así es la alternativa a Android lanzada por China

COS: Así es la alternativa a Android lanzada por China

Lucas Cruz

El gobierno chino por medio de su Instituto para las Ciencias en conjunción con la empresa privada Liantong Network Communications Technology quiere dar un golpe de efecto en el mercado del país asiático. Están desarrollando COS, una alternativa a Android que pretenden convertir en sistema predominante y para ello cuentan con acuerdos con los principales operadores.

La administración china vuelve con una nueva intentona de plantar un sistema operativo “propio”. Hace unos años, en 2009 ya crearon Ophone, un software con demasiado parecido a Android que acabó terminando en fracaso. Aún sigue operativo pero carece de actualizaciones y la cuota de mercado es insignificante.

COS, de las siglas China Operating System es un sistema operativo concebido para su uso tanto en smartphones y tablet como en PC. El objetivo es reducir el peso de sistemas externos como Android que alcanza el 90% de cuota de mercado y Windows XP, aún presente en las máquinas de gobierno. Incluso, en un futuro no muy lejano, el objetivo es que se instale como el sistema más utilizado en todo el país.

Está basado en Linux, puede ejecutar aplicaciones Java y es compatible con HTML 5. Sin embargo no es de código abierto, algo que ya está siendo ampliamente criticado por los usuarios, que temen que si le liberara, sería, al igual que Ophone una “copia” de Android. La interfaz está a medio camino entre iOS y Windows Phone aunque como es lógico, se nota la presencia del sistema operativo de Google. Los encargados del desarrollo dicen que ya han adaptado más de 100.000 aplicaciones para su funcionamiento sin problemas en el nuevo sistema.

Pretenden alzarse como la opción número uno. Es un objetivo ambicioso y difícil de imaginar por la gran influencia de los sistemas actuales, pero si por algo se caracteriza el país oriental es porque todo lo que toca toma una dimensión enorme. A pesar del fracaso anterior no tenemos que descartar que esta vez sí sea la buena, ya que se han asegurado de firmar acuerdos con los principales operadores.

China Telecom y China Mobile se encuentran entre estos “socios” que apoyan el proyecto. Entre los dos alcanzan más del 70% del mercado nacional y ya preparan cuatro dispositivos que funcionarán con el sistema operativo COS. Además, fabricantes como ZTE y Huawei pueden estar colaborando a pesar de declararse en numerosas ocasiones como independientes del gobierno.

Habrá que estar pendientes del futuro de COS ya que podría suponer un varapalo importante para el resto de sistemas, principalmente para la compañía con sede en Mountain View si finalmente logran alcanzar las metas y convertirse en el primer sistema en china. Parece que hay muchos interesados en evitar un posible monopolio de Android y estas nuevas alternativas pueden ayudar con este propósito.