El sistema de pagos con el móvil llega a España de la mano de Vodafone

El próximo 2014 se prevé como el año del despegue de los pagos en el móvil a través de la tecnología NFC. Así lo ha demostrado Vodafone, que ha presentado sus sistemas Wallet y SmartPass en España de cara a que se extienda este modelo de pagos para mayor comodidad del usuario.

Desde comienzos de 2011 la tecnología NFC es vista como el futuro a la hora de realizar pagos sustituyendo a las tarjetas de crédito. Conscientes de estas posibilidades, los operadores han trabajado en estos años para lanzar sus particulares alternativas haciendo uso de estos chips integrados en los smartphones, pero ha sido Vodafone el primero que se lanza a impulsar esta modalidad en España.

Su nuevo servicio Vodafone Wallet cuenta con el respaldo de Visa Europa. El objetivo principal es que los usuarios puedan pagar con el móvil en lugar de con las tarjetas, pero además contará a lo largo de 2014 con otras ventajas. Por ejemplo, se espera que se use como almacenamiento de otras tarjetas que los usuarios usan con frecuencia, como el abono transporte o ticket del autobús así como los carnés que dan acceso a recintos como bibliotecas o gimnasios. De este modo se pretende decir adiós a las incómodas carteras llenas de tarjetas.

El principal requisito es disponer de un móvil con chip NFC del operador. Los modelos Samsung Galaxy S4, Samsung Galaxy S4 Mini, Samsung Galaxy S3 Mini, Sony Xperia Z y HTC One son los primeros homologados por la compañía, mientras que el resto de smartphones con esta tecnología podrán usar el servicio con la etiqueta SmartPass que se fija en la parte trasera del dispositivo.

El siguiente paso es descarga la aplicación, solo disponible en Android mediante Vodafone Updates por ahora, y configurarla con los datos personales y un PIN para abrir la app. También se ingresará el número de tarjeta Visa en la que se cargarán los pagos y conforme se actualice la plataforma con nuevos servicios se ingresarán los datos de otras tarjetas/carnés. Tras esto, será posible usar el servicio en los más de 300.000 puntos que admitirán el pago con el distintivo Contactless.

Cabe puntualizar que en esta primera fase se venderán tarjetas Visa Vodafone SmartPass como tarjetas de prepago, por lo que no asociaremos nuestro móvil a nuestra tarjeta de crédito/débito habitual de forma directa. Esta tarjeta de prepago se irá recargando cuando agotemos su saldo a la vez que se podrá usar en los puntos que no tengan Contactless y no se pueda pagar con el smartphone. De forma promocional, Vodafone incluirá 10 euros de saldo a los 5.000 primeros que la recarguen antes del 31 de diciembre.

Un servicio seguro

Vodafone ha querido insistir en la seguridad de los pagos a través de Wallet. La aplicación solo se abrirá a través del PIN, el cual también habrá que introducir para compras superiores a 20 euros por defecto (esta cantidad podrá ser modificada por el usuario según sus preferencias). Igualmente, los pagos a otros usuarios serán igual de seguros. Para poder realizar transferencias de forma directa a otros con SmartPass solo habrá que saber su número de teléfono, pero el hecho de necesitar el PIN de forma constante ayudará para evitar posibles fraudes.