Monopolio absoluto de Android. ¿Negativo para el mercado?

Monopolio absoluto de Android. ¿Negativo para el mercado?

Redacción

Los últimos datos facilitados por IDC confirman que Android cuenta con un porcentaje elevadísimo en cuota de mercado móvil a nivel mundial. La plataforma de Google prácticamente monopoliza el sector de smartphones y tablet, lo que entraña sus riesgos negativos.

En los últimos años hemos visto como la cuota de Android se disparaba muy por encima de sus rivales. El 12,9% que acapara iOS, el sistema operativo de Apple, es un porcentaje anecdótico comparado con el 81% del que ya goza Android. Su dominio es casi total, puesto que es la plataforma que integran nada menos que 8 de cada 10 smartphones.

Este extraordinario crecimiento ha despertado entre analistas y fabricantes especialmente ciertos recelos al considerar que Google se está haciendo con el monopolio de este segmento tecnológico muy en la línea de lo que sucedió en PC con Windows (aunque existen diferencias claves).

De un tiempo a esta parte se ve a los fabricantes como los grandes perjudicados de esta situación. Su fuerte apuesta por Android podría deparar una situación cuando menos paradójica, ya que en parte han sido estas compañías las que han impulsado al sistema operativo a liderar el mercado en su afán de competir con Apple.

Existe un cierto temor a que Google acabe dando prioridad al fabricante que adquirió dos años atrás, Motorola, lo que ha llevado a algunas firmas como Samsung a intentar independizarse en parte de este sistema apostando por otros como Tizen. No obstante, por ahora el gigante de Mountain View no ha realizado ningún movimiento llamativo en esta dirección tal y como muestran sus equipos Nexus, los cuales son fabricados por distintos fabricantes.

http://www.adslzone.net/content/uploads/2013/11/Android1.jpg

En esta línea de miedo a lo que pueda suceder en un futuro están los operadores. Estas compañías también se han volcado con esta plataforma a base de subvenciones de móviles con Android, dando un gran poder precisamente a los fabricantes que gracias a su situación han ido creciendo en el mercado y ampliando su gama de productos y servicios. Quién sabe si en un futuro desde su privilegiada situación acaben lanzándose a competir contra los servicios de los operadores (telefonía, conexiones móviles, etc.), una opción que parece lejana pero no demasiado descabellada. En este sentido cobra toda lógica la apuesta de operadores como Movistar por otras plataformas, en este caso Firefox OS, en la que confía a medio plazo

A su vez, los usuarios y los desarrolladores de aplicaciones también podrían verse afectados de forma negativa, aunque solo sobre un hipotético escenario en el cual la firma californiana decidiese dar un giro drástico a la política de Android y cerrar el sistema de un modo similar al de iOS de Apple. Por otro lado, hay quien advierte que la naturaleza libre de esta plataforma impedirá que esto suceda y que Google no tendrá poder para hacerlo. Como ejemplo tenemos la personalización de Android por parte de Amazon en el Kindle Fire, donde se aprecia cómo se puede modificar el sistema sin ligarlo a Google y a sus servicios y sin que a su vez pierda su esencia.

¿Creéis que hay motivos para temer consecuencias negativas del monopolio de Android?