El ADSL básico sigue siendo caro en España según la Asociación de Internautas

La Asociación de Internautas (AI) ha analizado los precios de las conexiones de ADSL en la Unión Europea. Entre sus conclusiones asegura que el acceso a la banda ancha fija en nuestro país sigue siendo caro si se compara con la mayoría de las ofertas del continente.

El precio de las conexiones de ADSL ha vuelto a ser analizado por sexto año consecutivo por la AI. Si bien la tendencia en los países de la UE ha sido muy dispar, con algunos encarecimientos drásticos o destacadas rebajas, en España la evolución del coste se ha mantenido en cifras que han permanecido casi invariables en los últimos tres años.

El inmovilismo a la hora de comercializar la banda ancha básica en nuestro país, unido a las distintas evoluciones de precios en otros países ha hecho que España pase del octavo al cuarto puesto en coste medio por acceso a la banda ancha. Según su informe, el usuario español dedica 0,662 días al mes de su renta en pagar la conexión de ADSL, una cifra algo más elevada que el coste medio europeo, situado en los 0,485 días de renta al mes. De este modo, en nuestro país existe un mejor precio que en Chipre, Croacia, Irlanda o Polonia. Asimismo, el estudio refleja que los países donde más se ha abaratado el precio (alrededor del 45%) son Reino Unido, Bulgaria y Malta.

En lo referido a velocidad, la conexión básica de Movistar de 10 megas se sitúa en novena posición en cuanto a capacidad de subida como de bajada. Según el informe, la velocidad más habitual en el continente son los 20 Mbps, aunque en algunos países los operadores han hecho importantes cambios en la velocidad. Por ejemplo, en Irlanda se destaca el aumento de 8 a 50 Mbps mientras que en Finlandia, Austria y Reino Unido se ha reducido la velocidad media hasta los 10, 8 y 16 megas respectivamente.

Desde la AI se subraya que en España se da una «falta de inversión» por parte de los operadores alternativos y como prueba de ello señalan los escasos accesos FTTH que ofrecen estas compañías por ahora. No obstante, con los anunciados despliegues de Jazztel, Orange y Vodafone en fibra óptica se espera que esta situación varíe en los próximos informes en los que esperamos se recoja no solo una mejora en la velocidad de la banda ancha de nuestro país sino un abaratamiento de las conexiones.

Por último, la asociación recalca el considerable ahorro en los hogares gracias a las ofertas convergentes que se han masificado en el último año. Según sus datos, contratar los servicios fijos, móviles y de televisión puede ahorrar hasta 300 euros al año por familia.