Windows Blue será finalmente Windows 8.1

Windows Blue será finalmente Windows 8.1

Claudio Valero

Como sabemos, Windows Blue es el nombre interno de la nueva versión del sistema operativo del gigante de Redmond. Parece que finalmente Windows Blue será Windows 8.1, una mera actualización de Windows 8 con algunas funciones nuevas. De esta forma, Microsoft cumple con su deseo de entrar en un ciclo de actualizaciones más frecuentes.

Como leemos en CNET, Windows Blue se convertirá finalmente en Windows 8.1. Recordemos que el nombre Blue era la denominación interna para Microsoft de la próxima actualización de su sistema operativo. Ahora hemos conocido que no es más que una simple actualización de Windows 8 y su nombre será Windows 8.1. Su llegada al mercado se espera para agosto de este año, menos de un año después de la salida de la versión actual.

La actualización de Windows 8 será similar a la que llegó a Windows Phone 7, apodada Mango. También se rumorea que Windows RT, la versión especial para tabletas, se llamará Windows RT 8.1, de forma similar al resto de productos. Aún no se conocen los precios que tendrán las actualizaciones a Windows 8.1 para los clientes de Windows 8 y Windows RT.

Los ejecutivos de Microsoft han dejado claro que Windows 8 no es algo efímero y que esperan que les acompañe durante mucho tiempo, con algunos retoques. Estos retoques llegarán en forma de actualizaciones y la primera de ellas será Windows Blue o Windows 8.1.

Es revelador que se haya optado por nombrar la versión como 8.1 y no como 8.5, ya que esto implica que llegarán más actualizaciones de Windows 8 en los próximos tiempos. Microsoft quiere entrar en un ciclo de actualizaciones más frecuentes en el tiempo y, esperemos, con un coste más bajo.

Los rumores sobre Windows Blue ayudan a las ventas de Windows 8

Según publicábamos hace unos días, Windows 8 está aumentando su cuota de mercado y ya ha conseguido establecerse como el quinto sistema operativo más utilizado. Parece que la influencia de Windows Blue está siendo muy positiva para Windows 8, que poco a poco se hace con más cuota de mercado. Pronto conseguirá superar a Windows Vista aunque la tarea de batir a Windows XP y Windows 7 se antoja más complicada.