Otra decisión judicial a favor de la modificación de consolas en España

La venta y utilización de los dispositivos que permiten la carga de copias de juegos originales en videoconsolas vuelve a ser subrayada como una práctica legal en España tras la última decisión de un juzgado de Lugo, al ignorar la demanda de la industria contra una tienda de accesorios.

ElOtroLado.net recoge en su web la últma sentencia de un tribunal español que echa por tierra las pretensiones de los gigantes de la industria del videojuego en su afán de buscar la ilegalidad de chips y dispositivos que permiten -entre otras funciones- la carga de copias de juegos en sus consolas. La decisión del Juzgado de Instrucción número 2 de Lugo se suma a otras que hemos conocido en los últimos años en este sentido, aportando legitimidad a estos dispositivos.

El sobreseimiento judicial de la denuncia penal avala la legalidad de los accesorios y dispositivos para la modificación de consolas y su uso, en concreto los discos Swap Magic para PlayStation 2 y los cartuchos flash para Nintendo DS. Como viene siendo habitual en estas sentencias, el hecho de que estos dispositivos sirvan también para realizar otras funciones legítimas y que no lesionan en modo alguno el derecho de propiedad intelectual es fundamental para declararlos perfectamente legales, tanto en su venta como en su uso.

«Tales chips o sistemas no tienen por destino específico facilitar la supresión de la protección de programas de ordenador, y, por lo tanto, la venta e instalación en videoconsolas de tales chips o sistemas no es típica», señala la sentencia. En concreto, estas modificaciones permiten «jugar con juegos originales de otros países o utilizar copias de seguridad de juegos originales», prácticas recogidas en la sentencia y que no vulneran la propiedad intelectual.

El caso hace referencia a la persecución que ha recibido el portal Discoazul por parte de aDeSe (asociación que agrupa a las principales compañías de la industria), Nintendo y Sony. Llama la atención que éstas procedieron a demandar a esta tienda online después de que en 2009 los tribunales ya hubiesen sobreseído causas similares en su contra.

¿Servirán estas sentencias para que la industria cambie de estrategia en su lucha contra la «piratería«? La jurisprudencia sigue aumentando en su contra en España, por lo que sería conveniente para estas compañías invertir sus esfuerzos, tiempo y dinero en otras causas más rentables dado que poco tienen que hacer con este tipo de demandas a tenor de lo visto por las sentenicas.