Valve insiste en el fiasco que supone Windows 8 para el sector del PC

Valve insiste en el fiasco que supone Windows 8 para el sector del PC

Redacción

Gabe Newell, líder de Valve, ha vuelto a la carga contra Windows 8. En una reciente entrevista ha calificado al último sistema operativo de Microsoft como una «enorme decepción» para el sector de los videojuegos en PC, después de que meses atrás no dudase en afirmar que era una «catástrofe».

A mediados del pasado 2012 Valve se sumaba a través de Newell a las críticas contra Windows 8. El nuevo sistema operativo que por entonces no había llegado al mercado era visto desde la compañía como un error tanto por estar destinado a dispositivos táctiles como por el entorno cerrado que busca crear. El extrabajador de Microsoft fue muy crítico en sus declaraciones y con el paso del tiempo y el lanzamiento de W8 no parece haber variado su posición.

Así lo demuestra la última entrevista concedida a The Verge. «Windows 8 ha sido una enorme decepción. Ha dañado a todo el mundo en el sector del PC. En lugar de hacer que todo el mundo esté deseando comprar un PC con nuevo software, se ha producido un declive del 20% en las ventas de equipos», explicó Newell. «Se suponía que tenía que acelerar las ventas de PC un 40% cuando lo que ha hecho ha sido hundirlas, que es lo que realmente me asusta», afirmó para sentenciar que en el momendo de empezar a usar el sistema operativo se dio cuenta de que es «imposible de utilizar».

Más allá del escaso progreso a nivel técnico que supone Windows 8, desde Valve se critica el sistema de distribución de contenidos propiciado por Microsoft. En este sentido ya hemos advertido algunas críticas de desarrolladores de videojuegos, que han visto en W8 un intento de los de Redmond por avanzar en la misma dirección que Apple con su ecosistema de aplicaciones cerrado y totalmente controlado.

Confirmación del lanzamiento de Steam Box

Por otro lado, Newell habló sobre la consola que prepara su compañía, conocida hasta ahora como Steam Box y con el nombre en clave Piston. En la misma entrevista ha confirmado que habrá varias versiones de este equipo y en la que está trabajando Valve se denomina Bigfoot. «Lanzaremos nuestro propio Steam Box, lo venderemos a los consumidores nosotros mismos y tendrá Linux«, confirmó Newell que también aseguró que el usuario podrá instalar Windows si así lo desea. «No será una caja bloqueada por nada que no sea la imaginación», remarcó.

Asimismo, explicó que contará con un «mando de alta precisión y más baja latencia que los mandos actuales», introduciendo como novedad la tecnología biométrica. «Tenemos montones de ideas. Creo que veréis un montón de uso de manos de los aficionados en cuanto a los datos biométricos. Esto, en esencia, añadirá más comunicación entre el juego y la persona que lo juega, especialmente en modos de los que el usuario no tenga por qué ser necesariamente consciente», explicó al respecto.