Sony lanzará una batería portátil de gran capacidad que se conecta por USB

Sony lanzará una batería portátil de gran capacidad que se conecta por USB

Redacción

Los dispositivos portátiles podrán extender su autonomía gracias a unas nuevas baterías móviles que pondrá a la venta Sony. Su peculiaridad es su pequeño tamaño así como su forma de conectarse a los equipos, a través del puerto USB.

Extender la autonomía de los dispositivos móviles es uno de los grandes retos de los fabricantes. Aunque el ejemplo de equipos en los que la batería es su gran talón de Aquiles son los smartphones, tanto las tabletas como los portátiles cuentan con una autonomía mucho menor a la que desearían los usuarios. Mientras prosiguen numerosas investigaciones para dar con alguna fórmula tecnológica que permita mejorar definitivamente esta parte de los equipos, un gigante como Sony lanzará sus primeras baterías de gran capacidad que se conectan a los gadgets a través del puerto USB, lo que las convierte en componentes independientes del fabricante.

Nuestros compañeros de Redeszone.net se hacen eco del lanzamiento de estas baterías durante este mes en Europa por parte del gigante japonés así como sus potenciales ventajas. El dispositivo, que a su vez se carga a través del USB cuando el equipo al que está conectado tiene acceso a la corriente, no necesita ningún tipo de adaptador y puede ser usado en múltiples aparatos. Igualmente, se venderán con cargador AC.

Por ejemplo, estas baterías de bolsillo, cuyo grosor será de entre 9,8 y 12,9 milímetros en función del modelo, pueden servirnos para alimentar routers de bolsillo como el TP-Link TL-MR3020 sin batería incorporada así como reforzar la que tienen otros como el Huawei R201 de Vodafone o el E5832 de Orange. No obstante, su enfoque está centrado hacia ordenadores portátiles o dispositivos que tengan soporte USB On-the-go como la mayoría de los tablets y smartphones de última generación.

Por ahora se conocen dos modelos. Por un lado, el CP-F1L tendrá una capacidad de 3.500 mAh, una cantidad mayor a la que habitualmente tienen los smartphones (por ejemplo, el Samsung Galaxy S3 cuenta con 2.100 mAh). Por otro, el CP-F2L será de 7.000 mAh y parece indicado para las tabletas, lo que permitirá prologar unos tiempos de autonomía que en estos dispositivos alcanzan alrededor de las 9 horas en uso intensivo en los mejores casos.

Si bien este tipo de dispositivos no serán los primeros en llegar al mercado, la apuesta de Sony podría generalizarlos entre los usuarios siempre y cuando apueste por un precio asequible. Aunque las baterías no se caracterizan por tener unos precios baratos, la compañía japonesa tiene una buena oportunidad para hacerse un hueco en este mercado si ajusta al máximo este detalle. Por ahora no hay confirmación oficial, pero las primeras especulaciones hablan de 30-50 euros para el modelo F1L y de entre 70 y 90 euros para el de mayor autonomía.