No lo busques más, el menú oculto de Netflix ha desparecido para siempre

Netflix está dando mucho que hablar en los últimos días. A la polémica de Steven Spielberg por la presencia de películas de plataformas en streaming en premios como los Oscar, tenemos que sumar la inminente subida de precios de Netflix que ya se está probando en España. La plataforma en streaming pasará a cobrar hasta 4 euros más por el mismo contenido en un mercado con cada vez más competencia. Además, su menú oculto para ajustar aspectos como el bitrate de audio, el de vídeo (para la resolución) o el CDN al que nos conectábamos ha desparecido para siempre.

Los primeros reportes sobre la desaparición del menú secreto de Netflix se registraron en Reddit y otras plataformas similares a finales del año pasado. No obstante, algunos usuarios reportaron puntualmente que podían seguir accediendo. En un primer momento, todo fueron conjeturas e incluso se pensó en un problema puntual. Sin embargo, este menú oculto accesible mediante la combinación de teclas Ctrl+Mayús+Alt+S ha desparecido para siempre.

El menú oculto y secreto de Netflix ha desparecido para siempre: adiós Ctrl+Mayús+Alt+S

Sabemos que esto es algo que sucedió hace ya unas semanas, pero hasta el momento siempre había existido esperanza en recuperar esta funcionalidad en algún momento. Hemos visto como los usuarios incluso se han organizado para pedir al soporte técnico de Netflix la vuelta del menú oculto de ajustes, pero ya son muchas semanas sin novedades. Además, en algunos momentos volvíamos a tener fe en la vuelta de la función debido a diferentes testimonios.

Netflix en 1080p

Finalmente, todo ha quedado en nada y desde Netflix el silencio como respuesta. A la plataforma de streaming no le hace demasiada gracia que los usuarios puedan acceder a estos aspectos para “forzar” la resolución a la que se reproducen los contenidos sin fiar su funcionamiento automático al propio sistema. Como sabemos, el uso de Ctrl+Mayús+Alt+S nos abría un menú oculto para cambiar diferentes aspectos.

Entre ellos, el bitrate de audio, el bitrate de vídeo o el CDN al que nos conectábamos. Los usuarios aprovechaban este menú para activar rápidamente la resolución más alta que estuviera disponible y evitar así que el contenido se reprodujera con una calidad inferior por diferentes motivos.

Curiosamente, los términos y condiciones de Netflix indican que el contenido HD se define como el que tiene 720p o más y el contenido UHD el que tiene una resolución de 1080p o más. El requisito de velocidad de Internet es de 5 Mbps y 25 Mbps respectivamente.

¿Habéis echado de menos este menú oculto y secreto de Netflix?