El primer adicto a Netflix está en tratamiento, pasaba 7 horas diarias frente al televisor

Televisión

Es la primera vez en el mundo que se ha detectado un caso así. Un hombre de 26 años, desempleado, pasaba 7 horas diarias frente al televisor consumiendo contenidos de Netflix. Según la información ofrecida, el individuo estuvo así durante seis meses seguidos, y fue recibido la semana pasada por la clínica del Servicio para el Uso Sano de la Tecnología en el Instituto Nacional de Salud Mental y Neurociencias de Bengaluru, en India. Esta conducta y adicción a Netflix llegaron porque consumir películas y series ‘le hacía sentir bien’.

Desde el Servicio para el Uso Sano de la Tecnología han comentado que este individuo consumía peículas y series de tal forma porque le hacía sentir bien‘Cada vez que recibía presión de su familia, para ganarse la vida, se ponía a consumir series de forma constante’. Según explican los expertos, se trata de una respuesta ante la situación en su vida, un intento de escapismo que al hombre de 26 años le ayudaba a olvidarse de sus problemas y sentir placer. El problema, sin embargo, es que esta adicción le ha producido sueño perturbado, fatiga y tensión ocular entre algunos otros contratiempos.

Es el primer adicto a Netflix, está en tratamiento, y pasó seis meses consumiendo contenidos durante siete horas al día

Lo habitual en el día a día de este joven de 26 años era levantarse por la mañana y, de manera casi inmediata, encender el televisor para ver series en Netflix. Él mismo se dio cuenta de que había perdido el autocontrol; y ahora que está en tratamiento, los expertos están tratando de abordar sus problemas psicológicos desde la terapia y enseñándole ejercicios de relajación, así como guiándole para conducir su carrera profesional. De momento, la intención es que tenga actividades diarias que ocupen su tiempo. Pero allí, en el SHUT, hay otros muchos pacientes adictos a los videojuegos que también han mostrado dependencia de Netflix y servicios similares.

La diferencia entre Netflix y la televisión convencional está en la emisión lineal de esta última. En tanto que el espectador tiene que acoplarse a un horario fijo, el consumo de contenidos no se puede hacer cuando uno quiere. En el caso de Netflix, y otros servicios similares, es uno mismo quien tiene el control, luego este tipo de problemas es más fácil que lleguen a producirse.

Escrito por Carlos González

Fuente > lavanguardia