Los precios de los procesadores están subiendo, pero los de los SSD y RAM van a caer

Hardware

El precio de la memoria 3D NAND está por los suelos, y por eso no se hace raro que haya unidades SSD de 500 GB por menos de 80 euros, como este Kingston A400 o el Sandisk SSD Plus. Sin embargo, la industria ya está confabulándose para subir el precio de las memorias, además de que Intel está teniendo problemas de escasez con los 14 nm.

Los precios de los procesadores Intel no han parado de subir este verano

Y es que se ve que Intel había planeado que los 10 nm iban a llegar antes, y la producción de 14 nanómetros no va a dar abasto para todos los chips que van a crear. La compañía está utilizando los 14 nanómetros en toda su gama, exceptuando algunos chips para portátiles que ya se fabrican con 10 nm.

intel core 8 gen

Los procesadores de 10 nanómetros empezarán a llegar en masa a partir del último trimestre de 2019, tal y como ha revelado la propia compañía. La 10ª generación de procesadores Intel Core será la que baje a los 10 nm, mientras que la inminente 9ª generación va a volver a usar 14 nanómetros.

Y además de que se espera que los precios de estos chips suban por ofrecer mejores prestaciones, la escasez de 14 nanómetros va a hacer que el precio aumente también. El CEO de Acer ha confirmado este hecho, y afirma que está trabajando con la empresa para garantizar que tienen stock para sus ordenadores.

Ahora que las tarjetas gráficas habían retomado la normalidad, los procesadores son los que están subiendo de precio después de haber llega a mínimos hace unos meses. De hecho, algunos como el Intel Core i7-8700K han subido 40 euros; desde 310 a 350 euros. El Intel Core i5-8400, el más vendido en Amazon, llegó a valer 157 euros en mayo, y ahora se vende por 180,90 euros. Así, vemos que los precios están subiendo, cuando Intel debería estar bajándolos para ir quitándose stock de encima.

Los fabricantes de NAND y DRAM no van a expandir sus fábricas

El mercado de la memoria NAND Flash ha estado en una situación de sobreoferta durante el tercer trimestre de 2018. Por ello, Samsung y SK Hynix han decidido posponer sus planes de expansión, ya que a la sobreoferta hay que añadir que la demanda de chips ha bajado porque el mercado de los ordenadores y móviles está saturado, y no se venden tantos como antes.

Los precios de la NAND se espera que bajen un 10% en el tercer trimestre, y un 15% en el cuarto. Samsung tiene tanto stock que incluso ha empezado a vender a sus chips a otras empresas, lo cual es curioso ya que la compañía sólo fabricaba 3D NAND para sus propios SSD. Por ello, la ampliación de la capacidad de producción no tendrá lugar hasta por lo menos la primera mitad de 2019.

En cuanto a la DRAM, los precios de los contratos están empezando a bajar, y se espera que sigan haciéndolo en el cuarto trimestre. Samsung también iba a ampliar sus fábricas de Hwaseong y Pyeongtaek para fabricar 30.000 obleas adicionales para memorias RAM. Sin embargo, esto también se ha parado.

Escrito por Alberto García

Fuente > HardZone, HardZone