Dos meses antes, el Google Pixel 3 XL a la venta en el mercado negro

Telefonía

No será hasta octubre cuando se produzca la presentación oficial del Google Pixel 3 XL, así como la de su ‘hermano pequeño’. Sin embargo, con dos meses de antelación con respecto a la presentación oficial, ya hay varias unidades del modelo que están a la venta. Evidentemente, no a través de canales oficiales, sino en el mercado negro. Y estas unidades tienen que ver con la oleada de filtraciones de los últimos días; tanto es así que se trata de las unidades que se están usando para ellas, todavía quedan tres.

Hay una persona que, a través de Telegram, está ofreciendo varias unidades del Google Pixel 3 XL. Esta persona es Luchkov, y al parecer es un blogger que tiene relación con Wyslacom Media. En esta app de mensajería instantánea, el usuario en cuestión vende varios Google Pixel 3 XL con nada menos que dos meses de antelación con respecto a la propia compañía de Mountain View; ahora bien, no los vende al mismo precio, con las mismas condiciones ni con idénticas garantías. Los interesados en él tendrán que abonar nada menos que 2.000 dólares, y hacer el pago a través de PayPal, o con Bitcoin.

¿Son prototipos? Hay varios Google Pixel 3 XL que ya están a la venta, a espaldas de Google y con dos meses de antelación

Únicamente van a poder hacerse con los Google Pixel 3 XL a la venta personas residentes en Inglaterra, según el vendedor está comentando en Telegram. Además, detalla en el mensaje en que los anuncia que los terminales se envían desde Londres, a través de dos posibles compañías de mensajería: DHL o FedEx. Quien decida hacerse con uno de ellos no solo va a pagar mucho más de lo que costarán cuando se lancen al mercado de forma oficial, sino que además no tendrá garantías, y podría acabar quedándose sin el dispositivo por que Google lo desactive de forma remota.

No es en absoluto complicado hacer un rastreo de estos dispositivos para su localización e identificación, y menos aún cuando el vendedor no ha tenido cuidado alguno en ocultar su identidad, o la ubicación aproximada de su residencia. Google está investigando ya qué es lo que ha ocurrido, y no sería de extrañar que tomen medidas con la máxima urgencia posible en contra del vendedor.

Escrito por Carlos González

Fuente > 9to5google