La CNMC alerta de las subidas de precio y el excesivo poder de mercado de los operadores

Bastantes operadoras han subidos los precios de sus tarifas a lo largo de 2018. Esto se ha convertido en algo habitual que sufrimos los usuarios año tras año y a lo que la CNMC siempre permanece alerta. Por ello, José María Marín Quemada, el presidente de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, ha asegurado que la consolidación del sector (Vodafone-ONO, Orange-Jazztel y MásMóvil-Yoigo-Pepephone) ha sido beneficiosa en términos empresariales, pero que “genera un riesgo de excesivo poder de mercado de los operadores”.

Estas son las conclusiones presentadas en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad del Senado el último informe anual de la CNMC sobre telecomunicaciones y sector audiovisual. Aquí se ha hablado largo y tendido de este sector cuyos datos reflejan el continuado aumento de precios en los paquetes convergentes. Esto se puede ver a la perfección en “Cuatro años de subidas: así han cambiado los precios de Movistar, Vodafone y Orange”.

Alerta a las subidas de precio y el poder de las operadoras

Los paquetes quíntuples, con fijo, móvil, banda ancha fija, banda ancha móvil y televisión han crecido interanualmente un 15% el gasto en el segundo semestre de 2017. Por su parte, los cuádruples, sin televisión, han aumentado el gasto un 13%. Esto pone de manifiesto que las telecomunicaciones son cada vez más caras.

cnmc

Bien es cierto que se está aplicando el más por más al ofrecer más datos y una oferta premium con fútbol u otros contenidos muy demandados. Sin embargo, la CNMC cree que “esta tendencia nos obliga a estar muy atentos y a actuar en tres frentes: mantener una competencia efectiva por el mercado, regular el acceso a las redes de nueva generación para abrir este mercado a todos los operadores y, por último, reclamamos las competencias que no tenemos para que la próxima revolución tecnológica, la del 5G y el Internet de las cosas, esté abierta a la competencia”.

El presidente de la CNMC cree que el impacto de MásMóvil, con 425.000 líneas captadas entre octubre de 2016 y diciembre de 2017, es positivo para el mercado español. De la misma forma, considera que la aparición de segundas marcas también lo es. Pese a esto, teme el excesivo poder de los operadores que ahora están agrupados de forma mayoritaria en 4 grupos con el control de más del 95% de las líneas.