Razones por las que Windows 10 Spring Creators Update podría retrasarse más de lo esperado

Actualidad

Como la mayoría ya sabréis, Windows 10 Redstone 4 o Spring Creators Update debería haber visto la luz el pasado día 10 de abril, al menos eso era con lo que se venía especulando desde hace un tiempo, pero como vimos, no fue así.

Al mismo tiempo, como ya se sabía, el desarrollo de la nueva versión estaba finalizado después de que Microsoft completara los pasos habituales en el programa Insider antes del lanzamiento del sistema operativo. De hecho, la versión 17133 era considerada como la RTM de la Spring Creators Update, habiendo pasado incluso por “Release Preview”, que solo recibe nuevas versiones antes de su lanzamiento oficial. Sin embargo, mientras que las actualizaciones acumulativas del Patch Tuesday de abril fueran lanzadas, la Spring Creators no dio signos de vida.

Han pasado varios días y se sigue sin saber nada al respecto, pero hay fuentes que indican que el retraso podía alargarse incluso durante varias semanas. Por tanto, si se produce este retraso significativo, la firma podría no alcanzar su objetivo de lanzar la actualización en abril, tal y como estaba previsto, lo que también afectaría al número de versión que se suponía que utilizaría el sistema operativo, la Windows 10 versión 1803. Al mismo tiempo recientemente se ha sabido que Microsoft compiló la versión 17134, lo que demuestra aún más, que la versión 1803 ya no tiene sentido.

Al parecer todo esto se produjo por un error de bloqueo del sistema, lo que básicamente significa que Microsoft no puede desarrollar una solución desde la compilación existente, por lo que se supone que tendrán que compilar una Build completamente nueva que se enviaría a los usuarios. Es decir, la compañía de Redmond necesita comenzar el proceso de lanzamiento de la Redstone 4 desde el principio y completar todos los pasos mencionados anteriormente pasando por Windows Insider de nuevo, con el tiempo que esto conlleva.

Windows 10 Spring Creator Update

Es más, hay un buen número de usuarios que se apresuraron a instalar la nueva actualización Spring Creators en sus equipos fuera del programa Insider, ya sea creando sus propias ISO con archivos ESD oficiales, o uniéndose al anillo “Release Preview” al que hacíamos mención, algo que visto lo visto, podría haber sido un error. Lo que por el momento no está nada claro, es la manera en la que Microsoft tiene pensado solucionar el problema, aunque a estas alturas a muchos usuarios les preocupa que sus dispositivos con la nueva compilación ya no reciban actualizaciones, por lo que se podrían ver obligados a llevar a cabo una instalación limpia del sistema operativo.

Windows 10 Spring Creators Update podría retrasarse unas semanas

Esto demuestra que, en algunos casos, apresurarse por cuenta propia a instalar una versión de Windows 10 no es la mejor opción si la propia empresa desarrolladora no ha iniciado la implementación oficial. Aunque lo sucedido en este caso no es lo habitual, por otro lado este error de último momento también plantea interrogantes acerca de la rapidez con la que los usuarios deben proceder a implementar las nuevas versiones de Windows 10, ya que los imprevistos de última hora pueden ser muy perjudiciales para los mismos, o al menos molestos.

Al mismo tiempo y como hemos podido ver en multitud de ocasiones, las actualizaciones acumulativas, que se supone que son mucho menos complejas que las grandes compilaciones, son conocidas por causar un gran número de errores en los equipos, tanto en su descarga, como en su instalación.

Windows 10 Spring Creator Update

De este modo y cada vez de manera más habitual, tanto los administradores de sistemas, como los profesionales de la tecnología y usuarios individuales, temen que sus equipos no puedan instalar las nuevas acumulativas, que en ocasiones provocan bloqueos y pantallazos azules sin razón aparente.

Por otro lado, igualmente se empieza a especular con que todo esto podría empeorar si una actualización tan importante como la Spring Creators, no se instala correctamente desde sus inicios, o incluso desde antes de que vea la luz de manera oficial. Pero siendo un poco positivos, aunque la nueva compilación del sistema se retrase unos días, o incluso semanas, cabe esperar que los de Redmond no van a cometer el mismo error dos veces, por lo que la nueva RTM debería ir como la seda. Esto al menos debería garantizar un rendimiento impecable desde el principio porque, de lo contrario, sería tan solo cuestión de tiempo hasta que los usuarios empiecen a quejarse de la capacidad del gigante del software de ofrecer actualizaciones fiables para sus productos.

Otro de los apartados que se está pidiendo a la firma desde multitud de frentes, es un poco más de transparencia cuando sucedan cosas de este calibre, ya que son muchos los millones de afectados en todo el globo que, como mínimo, lo único que piden es una explicación de lo sucedido y una estimación de tiempo hasta que se solucione todo.

Escrito por David Onieva

Fuente > ADSLZone