El MWC 2019 se celebrará en Barcelona: adiós a la polémica

MWC

El Mobile World Congress de 2018 (MWC) dará comienzo en Barcelona el próximo 26 de febrero y se extenderá hasta el día 1 marzo, con algunas de las grandes conferencias teniendo lugar el domingo 25 de febrero (la del S9, por ejemplo). La ciudad condal lleva siendo la sede del evento, organizado por la GSMA, desde 2006, desde el cual es también la Mobile World Capital. La inestabilidad política hacía dudar sobre la celebración de futuras ediciones en España, pero finalmente parece que eso va a ser así al menos para el MWC 2019.

Las compañías ya están recibiendo los contratos de reserva del MWC 2019

Así lo ha confirmado Antonio Lorenzo en una exclusiva de El Economista. El cambio de sede se estaba rumoreando después de que la GSMA dejase caer que no le gusta nada celebrar un evento de esta importancia en una ciudad que esta sumida en la inestabilidad debido al intento de independencia, así como donde hay una creciente turismofobia.

El anuncio de que Barcelona seguirá siendo la ciudad elegida para la celebración del evento se realizará en el primer día de celebración del evento quedará comienzo en dos semanas. La idea es que el evento se celebre del 25 de febrero al 28 de febrero de 2019, y se seguirá celebrando en las instalaciones de la Fira en L’Hospitalet de Llobregat.

mwc 2019

La información ha surgido a raíz de que dos compañías de gran presencia en el evento ya han recibido de la organización los contratos para reservar sus espacios para el MWC 2019, y en ellos ya se comenta que la celebración seguirá siendo en Barcelona. En caso de no ser así, la organización no estaría mandando la reserva de espacios todavía.

El MWC se seguirá celebrando en la ciudad condal por lo menos hasta 2023

El pasado mes de octubre la organización valoró cambiar la ciudad de celebración del evento, pero finalmente eso habría conllevado más problemas que soluciones. Mientras que la de 2018 estaba confirmado ya que se iba a celebrar en Barcelona, la de 2019 estaba en el aire y pendiente de monitorización de la GSMA del impacto que podía tener la situación actual en Cataluña en la celebración del evento.

El 1 de febrero se celebró el acto de Always Connected donde la GSMA apoyó a Barcelona y en el que estuvieron presentes más de cien representantes de la industria de las telecomunicaciones y la tecnología, reforzando así la opinión positiva de la organización por la ciudad.

Actualmente Barcelona tiene contrato con la GSMA para la celebración del evento hasta 2023, ya que se impusieron hace unos años a otras ciudades como París, Múnich o Milán en la lucha por acoger el evento. El impacto económico de un evento de tal magnitud se estima en torno a los 500 millones de euros, con la creación de 13.200 puestos de trabajo temporales, sumados a unos 107.000 visitantes extra.

Escrito por Alberto García

Fuente > El Economista