Las firmas Android sacan provecho, afirman no ralentizar sus teléfonos, al contrario que Apple

Llevamos varios días en los que la popular firma de la manzana, Apple, anda en boca de muchos, pero en este caso no por el lanzamiento de algún nuevo y revolucionario, al menos para muchos, dispositivo móvil, sino por todo lo contrario, situación que está dañando en gran medida la imagen corporativa de la compañía.

Y es que en estos días pasados, como os hemos venido informando puntualmente, Apple ha confirmado un hecho del que ya se venía especulando desde hace tiempo, y es que el propio fabricante estaba ralentizando sus terminales más antiguos como estrategia para que sus clientes se decantasen por adquirir los últimos productos lanzados. De este modo, el inesperado reconocimiento por parte de la firma de la manzana mordida de estas acciones un tanto poco éticas, ha provocado reacciones de todo tipo.

Y es que la ralentización intencionada en teléfonos más antiguos, ha hecho que muchos usuarios pongan el grito en el cielo lanzando demandas colectivas contra la empresa en varios países de todo el mundo. Y claro, esto es algo que las compañías que son competencia directa de Apple en este sector de mercado no podían dejar escapar, por lo que muchos fabricantes de teléfonos basados en el sistema de Google, Android, han visto esto como la ocasión perfecta para aumentar las críticas contra su competidor y ensalzar sus propios productos.

De este modo las principales compañías que fabrican dispositivos impulsados por el sistema de Google, afirman públicamente que no están recurriendo a tales prácticas con sus teléfonos más antiguos. Así, empresas como Samsung, LG, HTC o Motorola, han negado las ralentizaciones intencionadas en sus modelos más antiguos, argumentando que reducir la velocidad de la CPU no es una opción en dispositivos con baterías «viejas».

Los fabricantes Android aseguran no ralentizar sus terminales antiguos

Y es que la «batalla» entre ambas plataformas en el mercado de la movilidad es constante, por lo que los fabricantes de dispositivos Android no podían dejar pasar esta oportunidad de echar más leña al fuego tras la polémica generada por su competidor, Apple. En concreto, por ejemplo, HTC dijo en un breve comentario acerca de todo ello que «esto es algo que nosotros no hacemos«, mientras que Motorola explicó que «no aceleramos el rendimiento de la CPU con las baterías más antiguas«.

Por otro lado cuando a LG se le preguntó si reducen la velocidad de sus dispositivos con más años para evitar paradas inesperadas, la firma contestó que «nunca lo han hecho, ni nunca lo harán, nos importa lo que piensen nuestros clientes«.

En la misma línea Samsung ha ofrecido una declaración más detallada sobre el asunto: “la calidad del producto ha sido y siempre será la máxima prioridad de Samsung Mobile. Garantizamos una mayor duración de la batería en nuestros dispositivos móviles con algoritmos de software que regulan la corriente de carga de esta y su duración. Por tanto no reducimos el rendimiento de la CPU a través de actualizaciones de software durante la vida del teléfono «.

Aunque Apple se disculpó por ralentizar los modelos iPhone más antiguos, esto no elimina los problemas para la compañía, ya que las demandas desde puntos de todo el globo no paran de llegar, por lo que los daños derivados de esto, van a ser cuantiosos.