El futuro de las cabinas: puntos de información turística y carga de móviles

Telefonía

El uso de las cabinas telefónicas no para de caer en nuestro país. La última adjudicación para su gestión este año acabó en una subasta a la que no fue nadie, y que posteriormente el gobierno pasó a forzar sobre Telefónica hasta 2018. En un intento por rentabilizar su situación, las cabinas podrían tener un nuevo futuro.

El móvil ha matado las cabinas, pero todavía se pueden reconvertir

Y es que, con la llegada del móvil, llamar (o mandar “whatsapps”) es tan barato y cómodo desde cualquier parte que no tiene ya apenas sentido el uso de cabinas telefónicas. Mientras que a principios del siglo XXI había 50.000 cabinas en nuestro país, apenas quedan 17.000 cabinas actualmente.

cabina-informacion-turistica-carga-usb-movil

Según la ley actual, debe haber al menos una cabina en los municipios de 1.000 habitantes, y otra extra por cada 3.000 habitantes más. Es un servicio de comunicación mínimo para personas que necesiten llamar en un momento puntual, pero que casi nadie usa al final (el 88% de los españoles no las ha utilizado, y el 81% apuesta por quitarlas de los servicios universales).

Por ello, a pesar del mínimo que hay que mantener, cada vez hay menos. Muchas de ellas directamente desaparecen, y otra solución intermedia que se está proponiendo para las que quedan en la actualidad es en su reconversión. Mientras que la idea de convertirlas en puntos de acceso WiFi ha quedado ya descartada, el futuro pasa por un sistema que las dota de puntos de información turística, así como de puntos de carga para móviles.

Con esto, se consigue facilitar la visita de la ciudad por parte de turistas, y se permite a los usuarios cargar sus móviles, ya que mucha gente recurre a las cabinas cuando necesita llamar con urgencia y se ha quedado sin batería en el móvil. Este tipo de pantallas se están instalando por OntheSpot, filial de Telefónica, y ya hay unas cuantas instaladas por España, en ciudades como Granada, Málaga o Sevilla.

Pantallas digitales y puntos de carga USB para móviles: el uso más lógico

Las pantallas digitales están disponibles y accesibles las 24 horas del día, siendo muy útiles también para los ayuntamientos y empresas al registrar qué es lo que más buscan los usuarios cuando acceden a estos puntos, donde se pueden consultar callejeros de ciudades, agendas culturales, ofertas de hostelería, etc. Junto con ellos, los cargadores móviles USB permiten a cualquiera llegar con un cable USB y cargar su móvil, lo cual puede ayudarle en alguna situación de emergencia.

Si bien las cabinas desaparecerán en un futuro, este sistema de reconversión ayudará a convertirlas en sistemas más útiles para los ciudadanos, y adaptar un modelo ya anticuado a la actualidad. Si ya a través de la pantalla se pudieran enviar mensajes de texto, el sistema sería muchísimo más útil. De cara a los próximos años, es muy probable que las cabinas tradicionales salgan de los servicios básicos, pero se puede rentabilizar mucho más el servicio con estas nuevas cabinas, pagando las compañías por publicitarse en las pantallas o por mostrar preferentemente negocios en los mapas.

Escrito por Alberto García

Fuente > A un click de las TIC