Google consigue eliminar marcas de agua de fotos “stock” con su IA

Software

Las marcas de agua (las que ocupan la práctica totalidad de la imagen, no las que aparecen en una esquina) están presentes en todas las fotografías que requieren licencias para ser utilizadas, en un objetivo de evitar que la gente que no pague por ellas no las utilice. Ahora, Google podría haber dado con la clave para eliminarlas.

Las marcas de agua actuales acaban de quedar obsolotas

Y es que, al parecer, estas marcas de agua no son tan potentes como se creía en un principio. Google ha publicado un estudio sobre la efectividad de las marcas de agua, en referencia a lo fácil que éstas pueden ser eliminadas de las fotografías, así como ofrece alternativas más seguras a las que se utilizan en la actualidad.

google marcas de agua algoritmo

Las marcas de agua cuentan con todo tipo de líneas, curvas y pequeños iconos que hacen prácticamente imposible eliminarlas en su totalidad sin que el resultado final deje bastante que desear. El problema es que, con el algoritmo adecuado, éstas se pueden eliminar más fácil de lo que se pensaba.

En concreto, el algoritmo de Google lo que hace es utilizar muchas fotos con la misma marca de agua para saber qué eliminar a través de apilar algo más de 100 imágenes una encima de la otra. A partir de ahí, se descompone la marca de agua y se separa de la imagen y rellenando el hueco que ésta deja. El algoritmo es capaz de identificar marcas de agua de todo tipo, incluyendo estructuras finas, sombras o gradientes de colores, siempre y cuando la marca de agua sea semitransparente.

Al igual que ha roto el sistema, Google ha planteado también una solución

Aunque Google haya conseguido romper el sistema actual de marcas de agua, eso no quiere decir que éste no tenga solución. Mientras que han creado el algoritmo, Google también ha provisto una solución para este problema: modificar ligeramente la marca de agua en todas las imágenes. Con esto, el algoritmo queda totalmente anulado al no poder identificar la misma marca de agua presente en diferentes imágenes. Con modificaciones inapreciables, el algoritmo ya no funciona.

A pesar de que hay otros métodos de aleatorización, la deformación de la marca de agua aplicada de manera aleatoria a cada imagen es uno de los métodos más sencillos, y también más seguros. Google no ha hecho declaraciones sobre si este algoritmo va a ser implementado en herramientas como Photoshop, pero por interés de la propia Adobe (que tiene un banco de imágenes bajo licencia) es probable que este algoritmo no llegue a consumidores. La única opción actual sigue siendo usar la función Rellenar de Photoshop junto con algo de maña.

Por último, Google ha afirmado que, aunque no pueden garantizar que su método de ligera deformación de las marcas de agua pueda ser vulnerado en un futuro, es la mejor solución a corto plazo, ya que hace mucho más difícil que este tipo de herramientas tengan éxito.

Escrito por Alberto García

Fuente > Google Research