Señalan que es posible romper el cifrado extremo a extremo en tiempo real

Software

El cifrado extremo a extremo garantiza la confidencialidad de las conversiones y los mensajes enviados a través de Internet. Por ello, casi todas las aplicaciones de mensajería instantánea lo han implementado de un modo u otro. Esto no ha gustado a los servicios de inteligencia de muchos países e incluso, ahora llegan a señalar que es posible romper el cifrado extremo a extremo en tiempo real.

Government Communications Headquarters (Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno), conocido como GCHQ por sus siglas, es uno de los tres servicios de inteligencia presentes en Reino Unido. Según el fiscal general australiano, George Brandis, estos serían capaces de romper el cifrado extremo a extremo de aplicaciones como WhatsApp o Signal para interceptar sus mensajes.

¿Ya no es seguro el cifrado extremo a extremo?

Al menos, es lo que habría declaro Brandis en un programa de radio al que le habían invitado para hablar de la nueva propuesta de ley que su país pensaba aprobar a finales de año y que imitaría en algunos aspectos a la británica. Según hemos podido saber, en la propuesta de ley se recoge la obligación que se impondría a fabricantes de dispositivos y proveedores de servicios para asegurar asistencia y aplicación de la ley en casos de crímenes y otros asuntos similares.

whatsapp cifrado chat cadenas

Preguntado sobre cómo iba a conseguir Australia el acceso a los mensajes cifrados enviados por WhatsApp o Signal, el fiscal respondió que “la pasada semana me reuní con el jefe de criptografía de GCHQ… y me aseguró que era posible”. No obstante, muchos dudan de la realidad de estas declaraciones.

Sin embargo, lo que está detrás de todo esto no provoca dudas. Australia quiere endurecer las leyes, tal y como ha hecho Reino Unido, para permitir a las agencias gubernamentales el acceso al tráfico cifrado. Esto se haría por tres razones.

En primer lugar, señalan que Australia ya tiene mecanismos que permiten interceptar comunicaciones y que extenderlo a las comunicaciones cifradas, sería dar solo un paso más. En segundo lugar, el tráfico cifrado ha aumentado un 60% en el último año. Y por último, porque creen que las aplicaciones que cifran el tráfico con utilizadas por “personas que quieren hacernos daños como traficantes, pedófilos o terroristas”.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > theregister