Conexión de uso medido en Windows 10: cómo, cuándo y porqué activarla si no tienes datos ilimitados

Software

Windows 10 se ha diseñado para sistemas de escritorio, aunque también se puede usar en tabletas. Habitualmente, sus usuarios no se preocupan del consumo de megas de su conexión, al contar con conexiones ilimitadas de banda ancha fija. Sin embargo, el sistema operativo está preparado para usarlo con conexiones móviles limitadas. Os contamos en qué consiste conexión de uso medido en Windows 10 y cómo podemos activarla.

Hace unos años, era habitual contar con conexiones limitadas a Internet, sobre todo en los inicios del ADSL y las conexiones a Internet. De 6 de la tarde a 8 de la mañana o por megas consumidos, las conexiones fijas han cambiado mucho desde entonces. Sin embargo, esto no es la norma general y existen varios tipos de conexiones que todavía no son ilimitadas.

Estamos hablando de los datos móviles, usando el móvil como punto de acceso o con un modem 4G; también en conexiones satélite que suelen tener límites de datos… todas estas conexiones pueden funcionar en Windows, pero no queremos terminar pagando una fortuna en factura por pasarnos de lo contratado. Para ello, tenemos la función Conexión de uso medido en Windows 10.

Conexión de uso medido en Windows 10

Microsoft explica que la Conexión de uso medido en Windows 10 es “si tienes un plan de datos limitado y quieres tener más control sobre el uso de datos, convierte esta conexión en una red de uso medido. Puede que el funcionamiento de algunas aplicaciones cambie para reducir el consumo de datos cuando estés conectado a esta red”.

Eso de que el funcionamiento de algunas aplicaciones puede cambiar, quiere decir que tendremos algunas limitaciones para no malgastar ancho de banda. Este es el listado de funciones que se desactivarán:

  • Windows Update solamente descargará las actualizaciones prioritarias.
  • Es probable que se pause la descarga de apps desde la Tienda Windows.
  • Los iconos de la pantalla Inicio podrían dejar de actualizarse.
  • Los archivos sin conexión podrían no sincronizarse automáticamente.
  • Otras aplicaciones podrían tener un comportamiento diferente, aunque en cada caso será particular dependiendo de la conexión que cada una de ellas tenga establecida.

Por lo que parece, OneDrive ignora las conexiones de uso medido en Windows 10. Por ello, debemos limitar manualmente sus capacidades. Para ello, seguiremos el tutorial sobre cómo evitar que OneDrive consuma toda tu velocidad de Internet en Windows 10.

Cómo activo Conexión de uso medido en Windows 10

La activación de la conexión de uso medido en Windows 10 es realmente sencilla. Todo se realizará desde el nuevo menú de configuración del sistema:

  • Entraremos en la configuración de Windows 10 de las diferentes formas que nos ofrece el sistema operativo de Redmond.
  • Una vez ahí, buscaremos la opción “Red e Internet”.
  • En el apartado Estado, buscaremos nuestra conexión y pulsaremos sobre “Cambiar las propiedades de la conexión”.
  • En ese apartado llamado Red, miraremos la segunda opción con el título “Conexión de uso medido”.
  • Después de leer la breve explicación sobre la función, activaremos el slider que aparece justo debajo de “Establecer como conexión de uso medido”.
  • Cerraremos el menú de configuración.

Conexión de uso medido

Debemos ser consciente de que esto solo aplica a la conexión que hemos configurado como “de uso medido”. Si nos conectamos a otra red WiFi, otro punto de acceso 4G u otra conexión en general, esta no tendrá esta particularidad y seguirá funcionando como si nada con todas las funciones activadas.

Otras alternativas para ahorrar datos

Conseguir un ahorro de datos en el ordenador si no tenemos una conexión ilimitada es algo que podemos conseguir de varias formas. Hemos conocida ya Conexión de uso medido en Windows, pero existen otras alternativas. Como ya hemos comentado en el caso de OneDrive, en Dropbox encontramos algo idéntico para limitar los datos y la velocidad de subida.

Por su parte, Google Chrome nos ofrece la extensión “Economizador de datos” que utiliza los servidores de Google para optimizar las páginas que visitas y reducir el uso de datos. Hay que dejar claro que Google no optimizará ni verá páginas a las que accedas con conexiones privadas (HTTPS) o en pestañas de incógnito.

Conexión de uso medido

Para terminar, podemos aplicar los consejos para ahorrar datos en el móvil a los ordenadores o dispositivos con Windows 10. Está claro que debemos huir de los servicios que hagan un uso intensivo de la conexión. Aquí hablamos de las webs de vídeo y música en streaming como Netflix, YouTube o Spotify. Además, evitaremos también las descargas, tanto directas como a través de programas P2P.

Si no hemos activado la conexión de uso medido, desactivaremos las actualizaciones automáticas y haremos acopio de extensiones del navegador que eviten la carga de imágenes o que “economicen” los datos como la de Google.

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone