Cómo cambiar el lector de DVD de tu portátil por un SSD

Hardware

Seamos sinceros: ¿cuándo fue la última vez que utilizaste el lector de DVD de tu portátil? Es probable que hayan pasado años, o incluso ni lo hayas utilizado para probar a ver si funciona. Los portátiles más recientes ya no cuentan con dos bahías para unidades de 2,5 pulgadas, y sólo suelen contar con una que viene ocupada por un disco duro, teniendo que optar por un SSD M.2.

Por suerte, tenemos una alternativa a nuestro alcance: sustituir el lector de DVD por una bahía que permite alojar una unidad de almacenamiento de 2,5 pulgadas. Los lectores de DVD de nuestros portátiles tienen un conector SATA, al igual que ocurre en los ordenadores de sobremesa. Es por ello que en los últimos años se han popularizado los adaptadores llamados “caddies”, carcasa o bahía en español.

Caddies de dos grosores: 9,5 mm y 12,7 mm

Estos caddies tienen un grosor de 9,5 o 12,7 mm. Es importante conocer el espesor de nuestra unidad de DVD antes de sustituirla. El tamaño suele ser estándar en la mayoría de marcas, cambiando únicamente el espesor de estas unidades, que cada vez incorporan menos portátiles. Por ello, antes de comprar un caddy, simplemente tenemos que extraer el lector del portátil para medir su espesor.

ssd-caddy-portada

Una vez lo conozcamos, tenemos varias opciones para pedirlo. En páginas chinas nos puede costar unos 4 euros, mientras que en Amazon se venden a 8 euros con envío en un día. Tenemos un caddy de 12,7 mm por 7,99 euros en Amazon, y otro caddy de 9,5 mm por 8 euros.

Al ser una bahía de 2,5 pulgadas, podemos introducir un SSD o un disco duro de este tamaño en ella. En mi caso, he preferido introducir el disco duro y colocar el SSD en la bahía principal del portátil. El primer motivo para hacer esto es que el puerto SATA de la bahía DVD de algunos portátiles no es tan rápido como el puerto SATA donde va la unidad de almacenamiento, por lo que podemos encontrar problemas de velocidad con un SSD que no encontraremos con un disco duro, que es 10 veces más lento. El segundo motivo es que, si en algún momento necesitamos grabar algo en un DVD, simplemente sacamos el disco duro, metemos el lector, y seguimos teniendo el sistema operativo y los programas en el SSD.

Necesitamos quitarle dos piezas al lector de DVD

Una vez hayamos elegido la unidad que queremos introducir en el caddy, la conectamos y la atornillamos con los tornillos incluidos, y procedemos a sacar el lector. El proceso es realmente sencillo de realizar. Simplemente tenemos que quitar la tapa trasera del portátil, y buscar el tornillo que ancla el lector de DVD en posición. Una vez lo quitemos, el lector se desliza hacia afuera con facilidad.

Con el lector fuera, necesitamos quitarle dos piezas que vamos a incorporar al caddy. La primera es la tapa exterior original del lector con el botón de expulsión, la cual se quita haciendo un poco de fuerza, y que colocaremos en el caddy para mantener la estética. La segunda pieza que quitaremos será una pequeña pieza de metal que es donde va el tornillo que ancla el lector en posición. El caddy tiene los agujeros en el mismo sitio que el lector para anclar la pieza.

Una vez hayamos hecho todas las colocaciones, introducimos el caddy, y lo atornillamos. Cuando iniciemos el sistema operativo es probable que no nos detecte la unidad de primeras, ni siquiera en el apartado de ‘Administración de discos’. Con sólo reiniciar a mí ya me apareció.

Escrito por Alberto García

Fuente > ADSLZone