A partir de ahora podremos identificar más fácilmente los cargadores más seguros

Hardware

El micro USB vino en un momento en el que había decenas de conectores propietarios para cargar los teléfonos. Por suerte, el micro USB se estandarizó contra toda esa maraña de cables, y en un mismo conector pudimos tener por fin carga y transmisión de datos. El nuevo USB Type-C es el sustituto de este popular cable con muchas mejoras, como mayor potencia de carga o conector reversible.

El problema del USB Type-C es que cada fabricante que lo utiliza para su dispositivo utiliza voltajes y potencias distintas. Además, esta información no está expresada de la misma manera en los distintos cargadores, confundiendo al consumidor, y pudiendo poner en peligro su dispositivo si usa un cargador inadecuado.

usb-type-c

Por ejemplo, los cables USB Type-C pueden llegar a transmitir 20 vatios y 100 vatios de potencia, siendo mucho más potentes que los cables USB anteriores, con lo que, al transmitir más energía, un fallo eléctrico puede suponer un daño muy grave.

Eso va a cambiar a partir de ahora, ya que la USB-IF (USB Implementers Forum) ha anunciado que todos los cargadores que utilicen USB Type-C deberán llevar un logo en el que se vea claramente la potencia en vatios que es capaz de proporcionar el cargador, bajo el programa ‘Certified USB Charger Compliance and Logo Program’.

Con una certificación adecuada, se deberían reducir los riesgos a los que quedan expuestos los usuarios. Gracias a esto, las compañías podrán enviar para probar sus teléfonos al USB-IF para garantizar su compatibilidad con el nuevo estándar. Según ha afirmado el USB-IF, los cargadores más comunes en la actualidad son los de 15, 27, 45 y 60 vatios.

usb type c cable

La falta de estándares adecuados también ha generado problemas con los propios cables USB Type-C. Antes de comprar un cable, debemos asegurarnos de que lleve el logo de certificación de USB del USB-IF.

Con esto, el USB-IF espera también lograr dos objetivos extra: reducir los residuos tecnológicos al hacer necesario utilizar menos cargadores, y por otro lado que los consumidores tengan que comprar menos cargadores para sus diferentes dispositivos, y así cuando vayamos de viaje podamos utilizar el mismo cargador para varios dispositivos con total seguridad, haciendo valer esa famosa frase de Apple de ‘It just works’ (simplemente, funciona).

De momento, os recomendamos comprar cables USB Type-C originales o de marcas reconocidas, y evitar comprar cables y cargadores chinos que puedan poner en peligro no ya solo tu teléfono, sino tu propia integridad.

Quizá te interese…

Descubren un keylogger camuflado como cargador USB

Cinco gadgets muy útiles para aprovechar ese USB que te sobra

El USB cumple 20 años: Así ha sido su evolución

Escrito por Alberto García

Fuente > Engadget