Microsoft paga 10.000 dólares a una mujer por obligarla a actualizar a Windows 10

La notificación para actualizar a Windows 10 es realmente intrusiva y pesada. Quien haya querido actualizar a la última versión del sistema operativo de Microsoft, ya lo habrá hecho, y quien no, pues preferirá quedarse en versiones anteriores, que, aunque no tengan tantas mejoras como Windows 10, para muchos usuarios es más que suficiente.

Un mensaje constante es cansino, pero peor aún es que tu ordenador elija actualizarse automáticamente sin que tú lo hayas decidido. Esto es lo que le pasó a Teri Goldstein. Esta mujer americana, dueña de una agencia de viajes, aseguró que ella en ningún momento quiso actualizar a Windows 10 y que en ningún momento lo pidió ni seleccionó. Asegura que ni siquiera conocía de la existencia de esta versión de Windows.

windows-10-update

El sistema de actualización a Windows 10 conservando todos los archivos y programas instalados puede acarrear problemas graves de uso. Una instalación limpia es siempre la opción más recomendable, o, al menos, conservando sólo los archivos personales, ya que los programas pueden tener alguna que otra incompatibilidad.

A Teri Goldstein no le fue muy bien la inesperada actualización, y Windows 10 se colgaba diariamente, y que había días que ni podía utilizarlo porque tenía problemas para acceder a él. Entonces, decidió ponerse en contacto con Microsoft, para encontrarse con que la compañía de Redmond no le ofrecía una solución, y Goldstein decidió solucionarlo por otra manera. Decidió denunciar a Microsoft a cambio de que Windows le devolviera el dinero que había perdido por no poder desarrollar su actividad comercial de manera normal, y el coste de un ordenador nuevo. Nuevo, pero que tuviera una versión anterior de Windows, sea este 7 u 8.

SurfaceTouchCoverCyan

En lugar de intentar solucionarlo llevándolo al servicio técnico, o realizando ella misma una instalación limpia del sistema, decidió denunciar a Microsoft, y parece que le fue bien. El juicio salió a su favor, y Microsoft se vio obligada a pagarle 10.000 dólares por los daños causados. No asumen la culpabilidad en la actualización, sino que prefieren compensar a la mujer e investigar qué pudo pasar, porque aseguran que siempre se pide el consentimiento del usuario para actualizar a Windows 10. Así, se evitan un mayor derramamiento de sangre.

windows 10 update hacha resplandor

Habrá que ver si los datos que recopila Windows, al igual que hace Tesla, en función del uso que hacen los usuarios de él, les servirá para conocer si los usuarios realmente actualizan porque quieren, por un despiste, o porque Windows lo cree así. Probablemente investiguen y lancen un parche para evitar que esta actualización sea involuntaria y evitarse mayores problemas legales como este.

Quizá te interese…

Cómo acelerar el arranque y apagado de Windows 10

Windows 10 permitirá asociar tu licencia a tu cuenta de Microsoft

Soluciona los problemas del menú inicio en Windows 10 con esta herramienta gratuita