Añade WiFi a tu impresora de forma sencilla gracias a Raspberry Pi

Gadgets

Las posibilidades de Raspberry Pi son interminables y podemos llegar a convertirlo en mediacenter, consola retro, juguete inteligente y mucho más. En ese mucho más, encontramos posibilidades como la de añadir capacidades inalámbricas a una impresora tradicional por poco dinero y de forma sencilla. Os vamos a contar lo que nos hace falta para conseguir terminar con éxito este proyecto.

La Raspberry Pi será la encargada de conectar nuestra impresora convencional a la red de nuestra casa para que podamos imprimir desde cualquier dispositivo conectado a la misma sin necesidad de cables. Además de la comodidad que esto supone y la versatilidad que nos aporta, es muy interesante desde el punto de vista de poder aprovechar la impresora que ya tenemos en casa sin tener que comprar una nueva (más cara) con estas capacidades.

impresora

Lo primero será contar con un Raspberry Pi para este trabajo. Aunque podemos utilizar alguno de los modelos antiguos añadiendo un pincho USB para la conectividad inalámbrica, resulta más interesante decantarse por el nuevo modelo que ya incorpora esta funcionalidad de serie. Este dispositivo es bastante económico aunque os contamos dónde podemos comprarlo más barato en España.

Vamos a partir de la base de unos conocimientos mínimos sobre Raspberry Pi y de la distribución Raspbian, una adaptación de Linux Debian a estos dispositivos que se puede conseguir de forma gratuita, y la guía de El Método Plin. Lo primero que debemos hacer es instalar CUPS (Common Unix Printing System), básico para poder controlar y configurar la impresora en la red. Utilizaremos el Terminal para ponerlo todo en marcha:

sudo apt-get install cups

Después añadiremos al usuario username al grupo Ipadmin:

sudo usermod -a -G lpadmin username

Una vez hecho esto, activaremos el servicio y permitiremos el acceso de cualquier dispositivo de la red:

sudo cupsctl --remote-any
sudo /etc/init.d/cups restart

Ahora navegaremos a la dirección IP de Raspberry Pi con el puerto 631, por ejemplo 192.168.1.50:631. En esa ubicación tenemos acceso a la página de configuración de CUPS. Comprobaremos que la impresora está conectada a Raspberry Pi y pulsaremos en añadir impresora. La seleccionaremos de la lista y marcaremos “Compartir esta impresora”.

impresora rasp

Una vez completado este proceso, bastará con buscar la impresora desde Windows o Mac OS X tal y como añadimos cualquier impresora de red. Seleccionaremos los drivers apropiados y podremos empezar a imprimir en cuestión de minutos.

Quizá te interese…

Recalbox convierte tu Raspberry Pi en una consola retro y un centro multimedia

BeagleBone Green Wireless, una alternativa a Raspberry Pi 3 por 40 euros

Raspberry Pi se prepara para recibir Android AOSP por parte de Google

Escrito por Claudio Valero

Fuente > ADSLZone

Continúa leyendo
Comentarios
3 comentarios
  1. zantos 06 Jun, 16 4:47 pm

    Muchos routers traen ya la posibilidad de hacer de servidor de impresión y, aunque no soportan todas las impresoras del mercado y la gran mayoría sí están soportadas y es la forma más fácil de hacerlo…

    1. Anónimo
      Usuario no registrado
      06 Jun, 16 7:16 pm

      Siempre que tu impresora este justo al lado del router, claro sino esa idea no es valida.

      la idea de la Pi es para otros casos, pero vamos que ya cualquier impresoara moderna almenos trae ethernet

      Ademas un servidor especifico para impresoras con wifi cuesta unos 20 euros menos que a RB Pi. que se puede hacer con Pi por supuesto.

      Que hay souciones mejores y mas baratas para este caso concreto, pues tambien.

      1. zantos 07 Jun, 16 7:56 am

        Para las que tengan LAN más fácil y barato aún… Un punto de acceso WiFi configurado como cliente, como por ejemplo el TP Link TL-WR702N, que además no hace gasto extra al alimentarse por USB (en el caso de que la impresora tenga dicho puerto) y ya la tienes WiFi…