El usuario español, cada vez más satisfecho a la hora de realizar compras on-line

Escrito por David Onieva
Actualidad

Aunque el comercio electrónico a través de Internet es algo que ya está instaurado en nuestra sociedad desde hace varios años, lo cierto es que en nuestro país, a diferencia de otros países europeos, por no hablar del mercado norteamericano, nos ha costado un poco más acostumbrarnos a realizar compras mediante este sistema on-line.

Esto ya no es algo que queda limitado a los usuarios más jóvenes, ya que en base a diversos estudios realizados entre los internautas de nuestro país, por regla general las compras on-line cada vez están siendo más usadas y aceptadas por todo tipo de clientes. Quizá el punto al que más importancia se ha dado en este sentido y por el que multitud de personas aún se muestran reacias a comprar a través de Internet, es aquel que hace referencia a la seguridad en las transacciones. Sin embargo a medida que han ido apareciendo nuevos sistemas de pago con renovados sistemas de seguridad que garantizan que nuestros datos no llegarán a manos no deseadas, las tiendas virtuales han ido ganando cada vez más adeptos en nuestro territorio.

Por otro lado, una vez que el comprador español tiene claro que su gestión es segura, otro punto muy importante en este sentido es la rapidez con la que los pedidos llegarán a su destino. Y es que claro, no es lo mismo ir a una tienda física en las que generalmente nos llevamos el producto adquirido en un bolsa, que tener que esperar varios días. Es precisamente por ello cuando entra en juego la puntualidad en la entrega estimada por parte del vendedor, algo que como se ha podido comprobar, cada vez se cumple con mayor exactitud, algo muy de agradecer para los clientes.

compras online

A esta expansión de las compras on-line posiblemente también ha ayudado en gran medida la sencillez de uso que los clientes encuentran a la hora de realizar las compras en los diferentes portales así como el seguimiento casi en tiempo real que se puede hacer de la situación de los productos.

Pero no todo iba a ser positivo, ya que muchos compradores aún se encuentran ante un serio hándicap a la hora de comprar en Internet, por lo que se muestran reacios a ello. Esto se reduce a la imposibilidad de poder tocar o probar «in situ», el producto que se van a comprar, lo que puede llevar a futuras decepciones cuando lo reciben en casa.

A pesar de ello, parece que los españoles cada vez nos vamos acostumbrando más a este tipo de acciones, algo cuya penetración es mucho mayor a día de hoy en otras regiones del viejo continente.

Quizá también te pueda interesar:

Cae una red que enviaba sal y ladrillos en lugar de móviles comprados por Internet

Hacienda quiere acabar con el fraude del comercio online e investiga a 200.000 vendedores

A partir del verano podrás identificarte con un selfie en tus compras online

Fuente > ADSLZone