¿Necesitarán luces los coches autónomos?

¿Necesitarán luces los coches autónomos?

David Valero

Dentro de la industria del automóvil, los nuevos avances en cuanto a nuevas tecnologías para desarrollar coches autónomos siguen sorprendiéndonos. La mayoría de ellos van enfocados a reforzar la seguridad durante la conducción, pero muchos otros tratan de exprimir el potencial de estos vehículos, introduciendo conceptos nunca antes vistos en los coches de calle. Un ejemplo de esto ha sido el nuevo Ford Fusion que es capaz de circular sin ayuda humana y con los faros apagados sin perder la orientación.

Conducir sin luces durante la noche, además de violar el código de circulación es algo extremadamente peligroso para cualquier persona. Los faros de los coches han evolucionado de cara a aumentar su potencia lumínica gracias a los faros de xenón o bien a incorporar tecnología inteligente que permita leer señales de tráfico o mensajes iluminados en nuestro camino. Pero ahora, Ford quiere dar una vuelta de tuerca y presentar un concepto diferente en el que un coche podría circular sin conductor con las luces apagadas.

No hablamos de ciencia ficción, ya que las pruebas reales para conducir sin luces ya se han llevado a cabo en Arizona, Estados Unidos, donde un Ford Fusion Híbrido ha utilizado los sensores LiDAR de la marca americana para transitar por carreteras sinuosas sin ningún tipo de guía luminosa. Algunos vehículos autónomos usan la guía de la luz del sol y del reflejo de la pintura blanca de la calzada para identificar los carriles y circular por ellos, pero los sensores LiDAR no necesitan hacerlo.

A cambio se echa mano de un mapeado 3D de alta resolución que unido a la información de la carretera que se posee, las señales de tráfico y puntos de referencia como edificios o árboles, el coche conoce por dónde debe circular sin invadir el carril contrario o salirse del arcén.

Infrarrojos para detectar obstáculos y coches sin volante

La tecnología LiDAR usa sensores infrarrojos para hacer un escaneo del entorno lanzando 2,8 millones de pulsos láser cada segundo. Los propios ingenieros de Ford han comentado la experiencia afirmando que desde dentro del coche se podía notar el movimiento pero en el exterior todo era oscuridad, finalizando la prueba sin contratiempos  y sin abandonar el carril en ningún momento. Una muesca más para el coche autónomo con el que empresas como Google han demostrado querer prescindir incluso de volante o pedales para un conductor que no será necesario que actúe.

Pero Ford sabe que por el momento no será posible prescindir de luces en los vehículos y por ello ha querido hacer nuevos avances en sus faros. Un nuevo sistema de iluminación Frontal Adaptativa de Ford incluido en los modelos Ford S-MAX, Ford Galaxy y Ford Edge, que mediante una cámara para detectar coches que vienen por el carril contrario, bloquea la luz que emite nuestro vehículo para no provocar deslumbramientos al usar luces largas.

¿Creéis que llegará un día en el que se circule a oscuras por las carreteras?

Quizá te interese…

Ford planea montar un cine para todos los pasajeros dentro de su coche autónomo

Un coche autónomo recorre hoy 600 kilómetros en España

Este coche autónomo usará un drone como copiloto de lujo