Audi “imprime” su primer coche

Escrito por Roberto Adeva
Motor

A pesar de la incómoda situación por la que pasa actualmente el Grupo Volkswagen después de haberse visto envuelto por el caso de las emisiones irregulares de dióxido de carbono en gran parte de de sus vehículos, la compañía no para de trabajar y según hemos podido saber está trabajando en mejorar su tecnología de impresión 3D para poderla llegar a incorporar en su proceso de producción en serie en un futuro.

Hemos podido ver como la impresión 3D puede tener múltiples e interesantes aplicaciones, pero ahora Audi acaba de sorprender con la creación de una réplica a media escala del mítico modelo Auto Union Typ C de 1936. Con esta réplica del mítico coche deportivo, la compañía quiere demostrar el gran potencial que tiene la tecnología de impresión de metal 3D en la producción de componentes que por un método normal de fabricación serían mucho más difíciles de conseguir.

replicaaudi

Audi ha utilizado la tecnología de impresión en 3D del Grupo Volkswagen para crear todas las partes metálicas de la “Flecha de plata” utilizando un polvo metálico derretido por láser. Estos granos de polvo metálicos que tienen un grosor de entre 15 y 40 milésimas de milímetro, han permitido la creación de componentes de componentes metálicos que únicamente podrían haberse realizado de una forma artesanal.

De momento, la tecnología de impresión metálica 3D de la compañía únicamente es capaz de crear piezas u objetos con unas medidas máximas de unos 24 x 20 cm y de ahí que no pueda llevarse a cabo para producir muchas de las piezas que forman un vehículo real.

No obstante se trata de un gran paso para poder llegar a ver cómo es posible utilizar esta tecnología y en un futuro llegar a fabricar piezas metálicas de gran tamaño en procesos de producción en serie de componentes complejos. Aunque Audi es una de las más interesadas e implicadas, otras compañías como Local Motors o Divergent Microfactories también están trabajando en producir un vehículo que contaría con el 75% de sus componentes impresos en 3D o desarrollar un motor con chasis de aluminio y gran potencia donde sus nodos sean impresos también gracias a esta tecnología.

Sin duda se trata de un gran trabajo de innovación que hace pensar que la fabricación de piezas metálicas a partir de la impresión 3D puede favorecer en un futuro cercano que algunos componentes de gran complejidad puedan ser producidos en serie y que por lo tanto no tengan que ser construidos de forma artesanal. ¿Veremos pronto vehículos completamente fabricados con esta tecnología?.

Quizás te interese…

El imparable avance de la impresión 3D permite crear una pistola letal e indetectable

Consiguen la primera impresión 3D en el espacio

Las impresión 3D servirá para crear medicamentos

Fuente > Audi