Cesión de datos: Esto es lo que saben de nosotros empresas como Twitter

Actualidad

Muchas veces consentimos sin ser consciente de ello, a que las empresas que nos ofrecen algún tipo de servicio en Internet, como es el caso de Twitter, puedan manejar una gran cantidad de datos personales a su antojo. Este hecho puede suponer que información relativa a nuestros dispositivos o los propios mensajes que enviemos o recibamos a través de las redes sociales puedan ser utilizados con fines comerciales, y en ocasiones el tratamiento dado a esa información no es el adecuado. ¿Sabemos realmente qué es lo que estas compañías conocen de nosotros?

Samuel Parra informa en su blog de algunas prácticas que pueden violar en parte la Ley de Protección de Datos que ampara a los usuarios para salvaguardar la privacidad relativa a la información suministrada a compañías que nos ofrecen algún tipo de servicio, y se ha centrado en Twitter para comprobar como funciona el tratamiento de sus datos. Las redes sociales suelen ser uno de los focos más problemáticos donde podemos encontrar vulneraciones en el tratamiento de la información privada debido a la gran cantidad de datos personales que se manejan y las políticas de uso que suelen cambiar con el paso del tiempo.

La plataforma Twitter fue sometida a prueba por el propio Parra, ya que en una solicitud acerca de la información personal tratada, enviada a la filial española y a la matriz de la compañía en California y de si sus datos habían sido enviados a terceros, la empresa terminó contestando con un listado claro de toda la información que manejaban, ofreciéndola de manera transparente aunque tras haber tenido que insistir durante algunas semanas recurriendo incluso a la Agencia Española de Protección de Datos.

correo-de-twitter

Las empresas de Internet nos conocen mejor de lo que creemos

Por lo que respecta a los datos de los usuarios que Twitter guarda, se observa un registro de los últimos tres meses de las direcciones IP que acceden a las propias cuentas, clasificadas según la fecha y hora del acceso. Además también se conservan datos referentes a los dispositivos móviles que se hayan asociado a nuestro perfil de Twitter así como un registro delos cambios de nombre que hayamos realizado en nuestra cuenta y las direcciones de e-mail suministradas. Por último, uno de los puntos más llamativos es que se conservan información de los mensajes privados enviados y recibidos, con lo que hay que extremar el cuidado en aquellos casos en los que consintamos que otras empresas puedan acceder a ellos.

Destacado: Red Echelon, el temible filtro de espionaje a nivel mundial

Aún así, Twitter es una de las empresas que asegura que cuando un cuerpo de seguridad del Estado les requiere información informan a sus usuarios al respecto a no ser que exista una orden judicial que lo impida, debido a que se trate una investigación en curso. Las empresas de tecnología ya se han visto en ocasiones envueltas en casos de espionaje a los ciudadanos como denunció el propio Edward Snowden en Estados Unidos.

Escrito por David Valero

Fuente > Samuel Parra