Europa cree que las fusiones entre operadores pueden encarecer los precios

El mercado de la telefonía móvil está viviendo unos días de agitación, la llegada de las llamadas VoIP de WhatsApp coincide con un tiempo en el que desde los grandes operadores se hace mención a la necesidad de que los precios suban para poder acometer inversiones. Desde la Unión Europea ahora también se teme que las fusiones de operadores den lugar a precios más elevados.

Cuando Vittorio Colao, CEO de Vodafone España, dijo que los precios de la telefonía actual debían subir para poder seguir haciendo sostenibles las inversiones en telecomunicaciones, muchos usuarios pusieron el grito en el cielo. El aumento de precios en los servicios de voz y banda ancha fija y móvil puede verse además afectado por las importantes operaciones de compra que se han llevado y se siguen llevando a cabo en el mercado de las telecomunicaciones, que vive momentos de integración entre las compañías.

La comisaria de Competencia de la Unión Europea, Margrete Vestager, ha defendido la necesidad de mantener precios asequibles para los usuarios en cuanto al coste de servicios de telecomunicaciones. Una de las compras que están siendo analizadas es la de Jazztel por la operadora Orange. Una vez que se lleve a cabo dicha operación, en España veríamos como únicamente tres operadores (Movistar, Vodafone y Orange) estarían en situación de ofrecer paquetes de servicios convergentes, por lo cual desde Bruselas, quieren asegurarse de que la OPA sobre Jazztel cumple con todos los requisitos para no poner en riesgo el mercado doméstico, y de hecho la promesa de mantener unos precios bajos es una de las condiciones que se vienen imponiendo desde Europa.

telefonía-movil

Los operadores se defienden  con su inversión en infraestructuras

Operadoras como Telefónica ya han dejado claro que no están dispuestas a afrontar el gasto que supone realizar nuevas inversiones en redes de fibra óptica si posteriormente va a verse obligada a ceder sus infraestructuras en algunos puntos, y la postura del resto de las operadoras en otros mercados como el de la telefonía móvil, siguen la misma línea. Yoigo se desmarcó recientemente de esta tendencia indicando que los precios de la telefonía móvil todavía tenían margen para poder ser ajustados, y de hecho lanzó hace escasos días su tarifa sin límite. Pero será a través de las ofertas convergentes cuando las tres grandes puedan tener una voz cantante acerca del precio combinado de distintos servicios.