El establecimiento de llamada sigue siendo la tarifa intocable de los operadores móviles

Por muchas tarifas que lleguen, con más o menos minutos, con más o menos megas, regalando mejores o peores móviles, lo cierto es que existe una que está con nosotros desde hace muchísimos años y no tiene pinta de que vaya a ser descatalogada pronto: el establecimiento de llamada.

Son 18,15 céntimos si incluimos el IVA o 15 céntimos si no lo incluimos, pero se trata de un peaje ineludible en la práctica totalidad de las tarifas por minutos. Ya en 2007 se detectó que en España teníamos el establecimiento de llamada más caro de Europa, en aquel momento 17,4 céntimos, y no da la sensación de que hayamos avanzado demasiado en estos siete años desde que se dio a conocer ese estudio. Además, se viven situaciones rocambolescas como el hecho de que el establecimiento de llamada sea más barato en roaming que en el territorio nacional, algo que no entiende de lógica alguna. Las últimas rebajas realizadas por la Comisión Europea sobre el precio de las llamadas móviles han conducido a una situación sin pies ni cabeza y que hace que sea incluso más barato con algunas tarifas llamar a un amigo en Alemania que ponerse en contacto con los primos de Albacete.

Más allá del verdadero coste del establecimiento de llamada para las operadoras, lo cierto es que se trata de un concepto que lleva presente muchos años en las tarifas de nuestro país y con pocas opciones de desaparecer en un futuro cercano. Por todo ello, debemos estudiar muy bien la tarifa que contratamos ya que el verdadero coste dependerá de los minutos de cada llamada y el fijo siempre será de 18,15 céntimos aunque esta sólo dure 1 segundo.

apertura-datos-móvil

El hecho de que nuestro interlocutor acepte la llamada conllevará el pago de este canon. Esto no ocurre en las tarifas por minutos, ilimitadas o en las pocas opciones del mercado de tarifas por minuto sin establecimiento de llamada. Podemos añadir una buena cantidad de dinero a nuestra factura si no elegimos una tarifa que se adecue a nuestras necesidades y nos dejamos llevar por otros parámetros. Las tarifas a 0 céntimos el minuto son el perfecto ejemplo donde tenemos que estudiar muy bien nuestros hábitos de consumos para decidir si son las más apropiadas para nosotros.

De todas formas, no tengáis prisa, el establecimiento de llamada seguirá siendo “una tarifa” del año 2015 ya que se trata de un concepto intocable para los operadores móviles. ¿Qué opináis sobre el establecimiento de llamada? ¿Sigue teniendo sentido?