yuuju, el primer operador que ofrece ADSL en prepago por 25 euros

yuuju, el primer operador que ofrece ADSL en prepago por 25 euros

Carlos González

Aunque los principales operadores de telecomunicaciones consideran que «hay demasiados operadores en Europa», parece que esto no es del todo correcto. Así, yuuju entra en el mercado con un enfoque innovador: ADSL de prepago.

Desde yuuju consideran que «las necesidades de la gente han cambiado y alguien tenía que darles respuesta», y es que no toda la importancia de las telecomunicaciones de banda ancha fija están en la velocidad máxima de descarga o la tecnología en sí, sino que yuuju considera igual de importante la forma de pago y, por eso, lanza al mercado la primera oferta de ADSL de prepago. Además, no es esto lo único que tienen para ofrecer, sino que han incluido en su servicio algunas características igual de interesantes, o incluso más.

Su oferta se basa, como adelantábamos, en el interés por el sistema de pago, que en lugar de ceñirse a los «clásicos» contratos de sus competidores, se pasa al modelo de prepago. Ofrecen, de esta forma, una tarifa con fijo y ADSL por 25 euros al mes -5000 primeras líneas-, una mensualidad en la que ya está incluida la cuota de línea y los impuestos y, por otra parte, nos ofrece un paquete de 200 minutos gratis a fijos y 50 minutos a móviles nacionales, todo ello con Internet hasta 20 MB a máxima velocidad.

huchas_cerdito

Para las recargas del servicio de prepago, yuuju ha establecido un servicio multicanal a través de la web, en puntos de distribución, por teléfono, o bien a través de transferencia bancaria. Según nos detallan, la cuenta de saldo es única, por lo que las recargas que llevemos a cabo se podrán acumular para realizar las gestiones de forma más rápida y cómoda.

Es realmente interesante, por otra parte, el servicio multiusuario que ofrecen y que permite, a distintas personas con una misma línea de teléfono fijo, disponer de cuentas individuales de gasto y consumo. Según el modelo propuesto por yuuju, como es evidente, no a todos interesará un modelo de prepago, pero sin duda ayudará a la penetración de la banda ancha, sobre todo en casos en los que el método de pago «tradicional» supone un contratiempo.