¿Está copiando Microsoft a Apple con Windows 10?

¿Está copiando Microsoft a Apple con Windows 10?

Carlos González

La compañía de Redmond prepara la última iteración de su sistema operativo de escritorio, Windows 10, de la mano de los usuarios que, a través de Windows 10 Technical Preview, están prestando soporte. Las últimas novedades, sin embargo, dejan ver un mayor interés en las características de OS X. ¿Está copiando Microsoft a Apple con Windows 10?

En los últimos meses, Microsoft ha sido duramente criticada en el sector de los teléfonos inteligentes tras la llegada de Windows Phone 8.1, que si bien es cierto que ha supuesto para Windows Phone vislumbrar su madurez, esto no ha ocurrido sino tomando elementos ya presentes en iOS, de Apple, y especialmente en Android, de Google. Pero en materia de sistemas operativos de escritorio no podía ser diferente, como empezamos a ver con la Technical Preview de Windows 10 y las novedades que Microsoft está introduciendo sobre la misma.

El próximo sistema operativo de escritorio de la compañía de Redmond, Windows 10, está programado para llegar a los usuarios finales a lo largo del próximo año 2015, previsiblemente a finales de año. No obstante, mientras tanto ya hay quien lo está probando a fondo en la Technical Preview y ofreciendo a Microsoft constantes reportes de funciones y características con problemas de funcionamiento, así como sugerencias sobre «lo que nos gustaría que Windows 10 fuese». Por otra parte, Microsoft también está tomando sus propios datos de uso para estudiar cuáles son las funciones que más interesan, en las cuáles deben fijarse para confeccionar el Windows 10 definitivo.

Apple, la referencia de Microsoft para Windows 10

Aunque son estas anteriores las referencias que Microsoft está tomando, según sus propias declaraciones, en las modificaciones que se están introduciendo en Windows 10 estamos pudiendo ver que, en realidad, una de las más potentes referencias para la configuración de la versión definitiva de Windows 10 está siendo su competidor más duro: Apple. Y es que, aunque con menor éxito en cuanto a cuota de mercado, a Microsoft parece preocuparle el avance de OS X.

Pero no es cuestión de resultados a nivel de ventas, o de la elevada cuota de adopción que OS X Yosemite ha alcanzado ya, sino que todo apunta a que las funciones características de OS X -algunas también de GNU/Linux- son la «inspiración» que Microsoft está teniendo para convertir la fórmula clásica de Windows en un renovado Windows 10, pero que en realidad no traerá «nada nuevo».

¿Habrá algo nuevo en Windows 10?

Hasta la fecha hemos visto, con Windows 10 Technical Preview, cómo Microsoft retomaba su menú de inicio clásico, que aunque con una interfaz modificada, no deja de ser el clásico menú de inicio, luego nada nuevo que aportar a los usuarios de ordenador. Por otra parte, y ya alejándonos de las características propias de Windows, también hemos podido conocer la nueva función multiescritorio, una característica archiconocida para los usuarios de GNU/Linux y OS X, por lo que en este sentido no ha introducido Microsoft nada nuevo, tampoco. Y es que, si continuamos ahondando en las novedades, como podréis ver a continuación en el vídeo que os dejamos, nos encontramos también con la introducción de controles gestuales, gestos que caracterizan a los sistemas operativos OS X de Apple y lo definen.

Y no son las únicas características en las que Microsoft ha tomado a Apple como referencia, sino que también han tratado de sorprender a su público con otras «nuevas» funciones como el centro de notificaciones, ya un clásico en Mac OS X desde OS X Mountain Lion. Por lo tanto, aunque nuevas en el ecosistema Windows, todas estas funciones no suponen, en absoluto, ningún tipo de innovación para los sistemas operativos de escritorio.

OS X gratis, ¿Windows 10 gratis?

Aunque aún no se ha confirmado de forma oficial, el modelo de distribución de licencias que Microsoft adoptará con Windows 10 parece que también tendrá evidentes influencias de Apple. Al parecer, Microsoft estaría planeando dar licencias gratuitas a los que cuenten con una licencia de sistemas operativos anteriores, pero en este sentido no podemos olvidar que la compañía de Redmond no tiene el apoyo del sobrecoste en hardware, por lo que su situación es aquí más complicada que la de Apple.

Windows 10 para escritorio y móviles

Hay que recordar, en cualquier caso, que Windows 10 Technical Preview es tan solo una «versión preliminar» de lo que llegará el próximo año 2015 con Windows 10. Además, un aspecto en el que Microsoft sí ha concentrado un importante interés es en la integración de las diferentes plataformas sobre las que trabaja. Y es que, aunque aquí Apple ha dado un interesante paso al frente con Handoff, la utilización de un kernel común para Windows 10 en sistemas de escritorio y dispositivos móviles podría dar mucho más juego, y lo que se espera exactamente es que los desarrolladores puedan desarrollar una única aplicación que sea compatible casi de forma automática con Windows 10 de escritorio y Windows 10 para dispositivos móviles de forma indistinta.