La Fiesta del Cine revienta la taquilla y evidencia que el problema es el precio de las entradas

La Fiesta del Cine 2014 arrancó con un éxito sin precedentes. En las primeras 24 horas de la nueva promoción con entradas a 2,90 euros, la afluencia a las salas aumentó un 366% respecto al mismo día de la semana anterior y fue un 20% superior a la que se dio en la edición de 2013.

La consultora Rentrak ya ha facilitado los primeros datos de asistencia a las salas en la primera jornada de la Fiesta del Cine 2014. Apenas unos meses después de la última edición, celebrada en octubre, la industria repitió la iniciativa y el resultado ha sido impresionante.

Éxito sin precedentes

La asistencia fue un 336% superior al lunes de la semana pasada

En total, en las primeras 24 horas se vendieron 436.000 entradas, una cifra que mejora de forma notable (un 20%) las 335.000 que se adquirieron en el primer día de la edición de octubre del pasado año. La asistencia a las salas estuvo cerca de quintuplicarse en comparación con el lunes de la semana pasada, habiéndose registrado hasta el momento en la página web de la iniciativa más de 2 millones de personas.

De este modo, el récord de la edición anterior va camino de romperse en estos tres días de promoción con entradas a un precio único de 2,90 euros en el 95% de las salas de todo el territorio nacional. Si comparamos con la edición de 2012 la cifra es aún más impresionante, ya que en el primer día de esta edición se han logrado vender más de la mitad de las entradas que en aquella promoción.

Salas llenas para reimpulsar el sector

Impulsada por exhibidores (FECE), distribuidores (FEDICINE), productores (FAPAE) y el Instituto de Cinematografía y Artes Audiovisuales (ICAA), la Fiesta del Cine busca fomentar la asistencia a las salas en tiempos de crisis económica así como del sector, cuya recaudación ha descendido en los últimos años.

Sin embargo, su éxito evidencia cuál es la mayor barrera para que la afluencia a las salas no sea mayor: el precio de las entradas en el cine. Solo hay que ver la gran respuesta de la promoción, que viene a probar que la gente sí quiere ir a las salas pero no a cualquier precio. Aunque el IVA al 21% no ayuda y el sector clama por medidas que acaben con la «piratería» en Internet, es evidente que es la propia industria la que tiene que apostar con fuerza por un cambio en su estrategia para atraer de nuevo al público a las salas.