WhatsApp permite no pagar extendiendo la suscripción durante un mes

El hecho de que WhatsApp comenzara a cobrar una suscripción a sus usuarios, se convirtió en uno de los hechos más transcendentales de 2013 aunque parece que esta decisión no está funcionando todo lo bien que debiera, ya que están comenzando a extender las suscripciones de forma gratuita.

WhatsApp siempre ha sido de pago, aunque es algo que no se aplicó en un primer momento sobre los usuarios de Android. A diferencia de los usuarios con un iPhone que pagaban sus 0,89 céntimos en la compra, los usuarios de Android podían descargarlo de forma gratuita con un periodo de prueba de un año. Este periodo de prueba nunca finalizaba hasta que en el mes de marzo cambió todo.

Los responsables de WhatsApp informaron que se comenzaría a aplicar el modelo de suscripción para todos los usuarios y que esa sería la única modalidad disponible en todas las plataformas, ya fuera iPhone, Android o Windows Phone. Se desató la locura entre los usuarios y parece que no ha parado desde entonces, siendo “no pagar WhatsApp” o “WhatsApp gratis” los términos más buscados en Google.

Un mes gratis “por cortesía”

Pese a que todos pensábamos que era algo superado y que poco a poco las aguas volvían a su cauce, un curioso aviso en un terminal al que le caducaba la licencia de WhatsApp nos ponía en alerta. Fue precisamente ayer, mientras intentábamos acceder a WhatsApp desde un terminal Android cuya suscripción había expirado, cuando vimos un mensaje que nos indicaba:

WhatsApp-gratisTu suscripción de WhatsApp ha caducado.

Cómo cortesía hemos extendido tu servicio hasta 07/03/2014

Por favor considera pagar por tu cuenta de WhatsApp

Y automáticamente teníamos un mes más de suscripción sin haber pagado. Tras haber observado este hecho, nos preguntamos si realmente está funcionando el sistema de suscripción de pago y si tiene algo que ver la aparición de nuevos actores en el mercado, como LINE o Telegram.

¿Falla el modelo o aprieta la competencia?

No sabemos muy bien si falla el modelo de suscripción, algo complicado de pensar tras conocer a finales del pasado año que WhatsApp ya cuenta con 400 millones de usuarios, más de los que encontramos en Twitter. Quizá es una medida que se aplica por países, ya sabemos lo que nos cuesta en España hacer un desembolso por una aplicación del móvil. O por el contrario, podemos incluso pensar en el auge de la competencia.

Hoy hemos conocido que LINE cerró 2013 con 340 millones de usuarios registrados y que Telegram crece a un ritmo de 200.000 nuevos usuarios cada día. Estas dos son algunas de las alternativas más poderosas a WhatsApp y cada una de ellas planta cara con sus armas. Puede que WhatsApp haya comenzado a sentir la presión de la competencia.

¿Qué pensáis que ha motivado que WhatsApp comience a extender las suscripciones de forma gratuita?